Árabes ofrecen enviar tropas a Siria y condicionan a EEUU

Emiratos Árabes y Arabia Saudita cumplirían el deseo de Obama de tener gente en el terreno
El secretario de Estado de Asuntos Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Anwar Gargash, anunció que su país está dispuesto a enviar tropas terrestres a Siria, como modo de colaborar con la coalición contra el Estado Islámico. La oferta es muy tentadora para EEUU, por lo coloca en un aprieto.

La coalición comenzó en 2014 a bombardear posiciones de los extremistas pero a la fecha no logra avances muy significativos. Es reconocido que el método de atacar desde el aire no es tan efectivo como el de batallar desde el terreno. El problema es que esta segunda opción es más comprometedora para los que batallan, pues implica más bajas militares. Desde el comienzo del conflicto el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha insistido en que no desplegará "botas en el terreno", en referencia a las tropas regulares.

Entonces llegó el ofrecimiento el pasado jueves de Arabia Saudita de desplegar hombres en el suelo, en apoyo a la coalición. Y el domingo los Emiratos se manifestaron en el mismo sentido. Al parecer, esta estrategia se vio impulsada por el avance de las tropas leales al mandatario sirio Bachar al Asad, que cuentan con apoyo de Rusia e Irán y que han consolidado avances en las últimas semanas.

"Esa ha sido siempre nuestra posición, que era necesaria una campaña terrestre. Estamos frustrados por la falta de avance contra el Estado Islámico (EI)", comentó el número dos emiratí el domingo. Luego precisó a qué tipo de apoyo se refería: "No hablamos de miles de soldados, sino de fuerzas de tierra que abran camino, formen y apoyen".

El anuncio es beneficioso para EEUU, que el pasado jueves recibió una noticia igualmente positiva cuando Arabia Saudita informó que estaba dispuesto a enviar tropas a ese territorio, cosa que el secretario de Defensa estadounidense, Ash Carter, celebró como una buena noticia.

El problema es que los dos países árabes que se ofrecieron pusieron el mismo requisito: irán al terreno siempre y cuando Estados Unidos lo haga primero y lidere los movimientos.

Entonces la situación se vuelve más compleja, porque Obama y los aspirantes demócratas a la Presidencia se niegan a involucrarse así en otra guerra, después de Irak y Afganistán. Entre los republicanos que este año compiten por la Presidencia, Donald Trump y Ted Cruz –que lideran los sondeos de opinión- ya descartaron esa misma posibilidad.

En tercer lugar en la carrera presidencial de EEUU figura Marco Rubio, que sí se dijo dispuesto a enviar tropas terrestres a Siria en el marco de una coalición internacional. El único presidenciable que abiertamente garantizó el envío de estos militares fue Jeb Bush, que difícilmente llegará a la Casa Blanca.

Los expertos señalan, además, otras deficiencias en el ofrecimiento de los árabes.

Difícil de concretar

La primera es militar. El ejército de los Emiratos cuenta con 65.000 efectivos y hay 3.000 desplegados en Yemen, por lo que se duda de la capacidad del país para involucrarse en otra guerra al mismo tiempo. Con Arabia Saudita ocurre algo similar, pues tiene 175.000 militares que se dedican principalmente a la seguridad del reino y participan también en Yemen. "No están compuestas como para que sea posible una intervención en el terreno sirio", confió a Newsweek un antiguo diplomático estadounidense en Arabia Saudita que pidió que no se revelara su nombre.

Otro problema son las diferencias políticas entre los árabes y los occidentales que intervienen. Los primeros tienen como principal objetivo derrocar a Al Asad, que cuenta con el apoyo de Irán, su gran enemigo. Los segundos se centran en derrocar al Estado Islámico y no tendrían interés en atacar las posiciones del régimen, algo en lo que los árabes insistirían y que, por lo tanto, exigiría un acuerdo más.

Así lo explicó, también a Newsweek, Fahad Nazer, analista político de la embajada saudí en Washington. "Los saudíes fueron muy claros al decir que la brutalidad del régimen de Al Asad permitió el avance del EI en Siria. Dado que EEUU no ha mostrado interés en atacar a las fuerzas del presidente, sería difícil imaginarse un escenario en el que las tropas saudíes atacan solo las posiciones del EI", declaró.

Los expertos señalan, asimismo, el factor tiempo como otro condicional a la ayuda de los árabes desde el terreno. En estas semanas las tropas del régimen avanzan a un ritmo ciertamente mayor que el diplomático, por lo que la estrategia que se delinee puede convertirse en obsoleta en cualquier momento.

Populares de la sección