Asesinato de paraguayos: aún no se sabe qué juez toma el caso

El magistrado de Ciudad de la Costa estima que no atenderá la causa
El juez de Ciudad de la Costa, Pablo Benítez, decide por estas horas si se inhibirá de asumir la investigación del homicidio del matrimonio paraguayo en Solymar del cual su colega, Marcela Vargas, se apartó días atrás.
El motivo por el cual Benítez no tomó la causa es el mismo que el de Vargas, y es que la joven de 16 años que murió embestida por la camioneta cuyos ocupantes fueron baleados, es hija de una de las actuarias del juzgado. "Mi situación, por razones obvias, es igual a la de Vargas, y si tomo el caso, mi imparcialidad puede verse afectada", explicó Benítez a El Observador.

La decisión del juez cobra mayor importancia en momentos en que fueron procesados este viernes por homicidio muy especialmente agravado dos hombres –Walter Horacio Alfonso Linares, alias "Manolo" y Cristian Nicolás Taborda Fleitas–por el asesinato de un hombre y un bebé en Casabó. El propio ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dijo horas atrás algo que se venía manejando desde el día posterior al asesinato del matrimonio de paraguayos, el pasado 6 de febrero: los sospechosos de ambos crímenes eran las mismas personas. El ministro también había advertido sobre la presunción de que el crimen de Solymar habría sido realizado por encargo desde el exterior.

"Manolo" había sido procesado el 24 de octubre de 2014 por tenencia de estupefacientes y es señalado por la Policía como uno de los principales narcotraficantes de la zona de Casabó y el Cerro. El narcotraficante había recuperado la libertad a fines del año pasado.
Ahora la pericia técnica sobre las armas utilizadas para los asesinatos es clave para confirmar la sospechada vinculación de ambos casos.

Sin embargo, la eventual citación de los dos procesados por el crimen de Casabó en el juzgado de Ciudad de la Costa para intentar identificar si también fueron responsables de la muerte de los ciudadanos paraguayos deberá esperar.

Benítez consideró que, al estar procesados los dos hombres, la urgencia no es la misma en la investigación del vínculo entre ambos crímenes.

El juez estima que tomará la decisión final el lunes aunque es "muy probable" que tramite la misma inhibición de oficio –mecanismo previsto en el artículo 326 del Código General del Proceso– que su colega. Luego de elevar el planteo al Tribunal de Apelaciones penal, Benítez deberá esperar si aceptan su solicitud o no.

En el caso de Vargas la ministra del Tribunal de Apelaciones Penal de 3er Turno, Bernadette Minvielle, explicó a El Observador que la inhibición de oficio planteada por la jueza fue adecuada porque "la chica fallecida era hija de la actuaria y la conmoción del episodio causó en el sentir colectivo del personas de la sede".

El vocero del Poder Judicial, Raúl Oxandabarat, explicó a El Observador, cuando Vargas presentó su inhibición días atrás, que si se aprueba este tipo de recurso, las causas son derivadas al otro juez de turno del penal de Ciudad de la Costa que, eventualmente, también podría excusarse por la misma razón.

Populares de la sección