Así fue cantar con los Rolling Stones sobre el escenario

Uno de los integrantes del coro que acompañó a la banda en uno de sus temas cuenta la experiencia
Los Rolling Stones no estaban solos en el escenario al momento de interpretar You can't always get what you want, el primero de los dos bises en su histórico show en el Estadio Centenario. Junto a ellos estaba el coro montevideano Rapsodia, seleccionado por la producción para acompañar a la mítica banda inglesa.

El camino de Rapsodia al show se inició en noviembre de 2015, cuando la directora de coros Cristina García Banegas los recomendó a la productora. El anuncio de que un "artista internacional" buscaba un coro inició la especulación entre los integrantes del grupo vocal sobre quién los había convocado.

Las primeras ideas estaban bastante alejadas de la realidad. "Creíamos que era Arjona o Montaner", recuerda Andrés Finozzi, uno de los tenores integrantes del coro. "Alguien se dio cuenta que era la fecha en la que venían los Rolling Stones, pero lo decíamos como un chiste, porque no nos lo imaginábamos". "Fue lo mejor, un momento impensado y surreal, estar al lado de esas leyendas del rock".

Hasta que Rodrigo Faguaga, director de Rapsodia, recibió la partitura y se encontró con la frase "Compositores: Jagger/Richards". A partir de allí, el grupo se debatió "entre la locura y el escepticismo, porque no lo crees hasta que pasa", dice Finozzi.

Embed

El primero de febrero comenzaron los ensayos en el Colegio Inglés, con los 38 integrantes del coro. De ellos, solamente 24 participaron en el show del Centenario, a pedido de la producción, que además estableció que solo podían participar aquellos integrantes de entre 18 y 30 años.

Si bien Finozzi reconoce que fue un momento difícil para quienes no pudieron participar, destaca la fuerza del colectivo y la reacción positiva del resto del coro, al que considera una "familia", formada a lo largo de los cinco años que llevan de actividad.

El integrante de Rapsodia reconoce que lo más difícil del proceso fue guardar el secreto de la banda a la que iban a acompañar, algo determinado además por contrato. De todas formas, reconoce que después de un tiempo le contó a su madre y a sus mejores amigos, con permiso de la dirección del coro, para "ayudar a liberar la presión de guardar ese secreto".

El día del espectáculo, los coristas llegaron a las 14 horas al Centenario, donde primero ensayaron con el tecladista Matt Clifford. Luego probaron sonido sobre el escenario y finalmente tuvieron un ensayo con el resto de la banda y los cuatro Stones, en una habitación muy pequeña, por lo que la distancia con los ingleses era de apenas un metro. "Antes de subir vimos desde atrás del escenario tres temas, y ahí nos mataron los nervios".

"Fue lo mejor, un momento impensado y surreal, estar al lado de esas leyendas del rock", recuerda Finozzi, aunque aclara que no podía agobiar a los visitantes con pedidos de fotos y autógrafos, por lo que el recuerdo quedará simplemente en la memoria de cada uno.

Embed

Más allá de eso, destaca el trato recibido por los veteranos roqueros, quienes "parecía que nos conocieran de toda la vida", según Finozzi. "Eso ayudó a calmar la ansiedad, capaz que si no hacíamos ese ensayo era peor para nosotros, porque cuesta caer que estás al lado de ellos". "Estamos en un momento único, haciendo lo que amamos y enfrente a un estadio lleno".

Los Stones se llevaron algunos DVDs del grupo, y una remera de Rapsodia para cada uno, cuyo diseño fue elogiado.

Candombe stone para un proyecto

Rapsodia no fue el único grupo uruguayo que se vinculó a los Rolling Stones en estos días. El lunes pasado, Tim Ries, uno de los saxofonistas de la banda, se reunió entre las horas 21 y la 1 de la madrugada del martes con el grupo de candombe jazz Tres del sur, quienes grabaron en el estudio Vivace (dentro del Palacio Salvo) varias canciones junto al visitante, incluyendo una versión candombe de Honky Tonk Woman.

La grabación irá al disco y documental audiovisual The Rolling Stones project en el que Ries viaja por el mundo grabando versiones de los Stones en ritmos típicos de cada país. Tres del sur participará en el segundo volumen.

La banda, que se conectó con Ries a través del hermano de uno de los músicos que vive en Estados Unidos y tiene amigos en común con el saxofonista, interpretó además temas de Rubén Rada, Jaime Roos y Jorginho Gularte, como una "carta de presentación musical" uruguaya.

Populares de la sección

Acerca del autor