Así retrata The Crown al príncipe Felipe en la ficción

La serie de Netflix mostró al esposo de la reina Isabel como un hombre dividido entre sus deseos personales y tener que contentarse con ser un simple acompañanate
La ficción ha representado varias veces al príncipe Felipe, duque de Edimburgo, que anunció su retiro de la actividad oficial. La más reciente de esas versiones ficticias es la que el actor Matt Smith representó en la serie de Netflix, The Crown, que el año pasado estrenó su primera temporada y que se espera que este año tenga su segunda entrega.

En la serie, Felipe es mostrado desde su matrimonio con la reina Isabel (resistido por ambas familias, en el caso de la suya por implicar la resignación de todos sus títulos nobiliarios) y a lo largo de la serie esa relación se plantea como algo que lo divide profundamente. Por un lado, su amor por su esposa es genuino, y está dispuesto a ayudarla en su tarea real, pero por otro, el príncipe resigna sus aspiraciones personales y profesionales.
The Crown

Al comienzo de la serie es un oficial de la marina británica, pero debe abandonar ese puesto, su apellido y las tareas que se consideraban esperables de un hombre de su clase a mediados del siglo pasado para ser un acompañante y una figura simbólica.

Felipe se ve frustrado por no poder darle su nombre a sus hijos, por ser asignado con tareas que no le gustan (como organizar la ceremonia de coronación de su esposa, o inaugurar los Juegos Olímpicos de 1956 en Melbourne, Australia). Además, las formalidades del protocolo lo exasperan, al impedirle caminar a la par de Isabel, o de mantenerlo alejado de determinados eventos.

La serie presenta un retrato positivo de la pareja real, centrándose más en su importancia histórica y en el rol que jugaron en la formación del Reino Unido actual. Eso no impide mostrar las dificultades que el rol de Isabel ejerce sobre la pareja, y deja entrever la posibilidad de que Felipe haya mantenido alguna relación paralela.

Si bien Smith no recibió las nominaciones y galardones de sus compañeros John Litgow (Winston Churchill) y Claire Foy (reina Isabel), es uno de los personajes más atractivos y que más evoluciona a lo largo de la serie.

Populares de la sección