Ataque mortal asumido por el ELN complica las negociaciones de paz

En su cuenta de Twitter, el el grupo reiteró al gobierno colombiano "la urgencia de un cese bilateral al fuego de manera inmediata"
El Ejército de Liberación Nacional asumió este lunes la autoría del atentado del pasado 19 de febrero en el centro de Bogotá, que causó la muerte a un policía y dejó una veintena de heridos.

El jefe del equipo negociador del gobierno colombiano en los diálogos de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) en Ecuador, Juan Camilo Restrepo, afirmó que ese grupo guerrillero "está muy equivocado" si cree que con "actos terroristas como el de la Macarena" va a presionar un cese al fuego.

En una nota distribuida a través de su cuenta de Twitter, el grupo afirmó que el atentado fue realizado por "un comando guerrillero urbano del ELN" y aseguró que 26 policías resultaron heridos.

Como consecuencia de las heridas que le causó el atentado, el patrullero Albeiro Garibello Alvarado murió tres días después del la explosión, que se registró horas antes de la última corrida de la temporada taurina de Bogotá cerca de la Plaza de La Santamaría.

Embed
Embed

"Si el ELN cree que con actos terroristas como el de la Macarena (cuya autoría ahora reconoce con cinismo) va a presionar un cese al fuego. Está muy equivocado. El cese al fuego se alcanzará cuando el ELN comprenda que a él se llega desescalando, no escalando el conflicto", escribió Restrepo en su cuenta de Twitter.

Embed

En esa red social, Restrepo dijo este domingo "al cese al fuego bilateral y de hostilidades se llegará cuando se comprenda que a él se llega desescalando la confrontación: no escalándola".

En su cuenta de Twitter, el ELN reiteró al gobierno colombiano "la urgencia de un cese bilateral al fuego de manera inmediata" y apuntó que "no es coherente de parte del gobierno sentarse a la mesa a hablar de paz mientras dilata cese bilateral y somete a la guerra a la población".

Añadió que un cese al fuego bilateral "creará un ambiente favorable y aliviará la vida y condiciones humanitarias sobre todo en las 'zonas de conflicto'".

El gobierno colombiano y la guerrilla del ELN abrieron el pasado 7 de febrero en Quito un proceso de diálogo encaminado a terminar con el enfrentamiento que han mantenido durante más de 52 años.

Quito acoge la primera de las mesas de diálogo que desarrollarán el gobierno y el ELN en un proceso en el que Ecuador es uno de los países garantes, junto a Brasil, Chile, Cuba, Noruega y Venezuela.
Fuente: EFE

Populares de la sección