Australia, cada vez más lejos

A la espera del repunte del precio de exportación de la carne, se instauró la mayor brecha del precio del novillo entre Uruguay y Oceanía en 10 años
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Luego de un prolongado período en que el novillo uruguayo se pagó a precios similares al australiano, el diferencial a favor de los de Oceanía se ha ampliado hasta alcanzar las mayores diferencias en los últimos 10 años.

Hasta hace dos meses parecía que la ganadería volvería triunfal a las mejores tierras agrícolas, pero luego del repunte de los precios de soja y trigo eso está en duda. Si volviéramos a emparejarnos con los precios de nuestro principal competidor se dispararía de nuevo el crecimiento ganadero. Parecía que la trazabilidad y otros logros permitían a los ganaderos capturar precios similares a los de sus pares de Oceanía, pero por ahora eso no sucede. Los australianos disfrutan de precios ganaderos récord.

Tienen una oferta limitada porque están reteniendo. Y exportan menos que el año pasado. Pero Uruguay no capta la potencial mejora derivada de esa menor oferta. Por el contrario, el precio de la carne exportada ha bajado y el del ganado gordo, por lo tanto, se ha alejado de las referencias australianas.

La fase de baja en el stock ganadero australiano es un factor que da firmeza a los precios en Oceanía. Tras una sequía prolongada, Australia comenzó hace dos años un proceso de recomposición de su stock que redujo la faena y por lo tanto los saldos exportables. El stock ganadero australiano se estima en 26,2 millones para mediados de este año y 25,9 millones para mediados de 2017, el menor en 24 años (desde 1993). La poca oferta persistirá y los precios firmes para los australianos pareciera que también.

En junio el novillo gordo en Australia cotizó muy cerca de los US$ 4 por kilo de carcasa en promedio, algo más de un dólar que en Uruguay, donde los novillos especiales se mantienen entre US$ 2,90 y US$ 2,95.

Después de cinco años seguidos con el novillo uruguayo siendo más caro, desde principios del 2015 la relación se invirtió. El diferencial de precios para el novillo entre Australia y Uruguay se mantiene muy cerca del 40% y hay que retroceder hasta mediados de 2006 para ver una brecha tan amplia. Un año atrás era 20%. Y a lo largo de este mes los precios en Australia han ido en franco ascenso acumulando subas de más de 10% en el mes y de 25% respecto a un año atrás.

Australia exporta su carne vacuna a US$ 5.000 de promedio la tonelada, contra US$ 3.300 de Uruguay.

centrales 2.jpg


Los australianos logran exportar a un promedio de US$ 5.000 por tonelada. Uruguay a unos US$ 3.300. Operadores consultados por Blasina y Asociados opinaron que el tipo de carne embarcado desde Oceanía no es motivo de la diferencia en valores del ganado. Los elementos que juegan son las ventajas arancelarias, financieras y una llegada más rápida a la góndola del los productos australianos en Asia. Aunque las exportaciones de Australia cayeron 17% este año, las ventas a Corea del Sur, Taiwan e Indonesia crecieron.

Un diferencial decisivo es el mayor tamaño de cuota libre de aranceles en EEUU que los australianos tienen, aunque las ventas con ese destino van este año un 35% abajo en facturación. La mayor oferta de EEUU y también un aumento en la oferta de Nueva Zelanda compensan a la menor entrada de carne de Australia.

De modo que para los australianos el momento es de precios muy altos para todas las categorías, tanto que el Indicador de Mercados de Ganado del Este, que promedia los precios de todas las categorías vendidas alcanzó esta semana los mayores valores de la historia cruzando los A$ 6 por primera vez en la historia y llegó esta semana a A$ 6,34 equivalentes a US$ 4,60 por kilo de carcasa.

En Australia el precio del novillo gordo llega a casi US$ 4, un dólar más que en el caso de Uruguay.

centrales 4.jpg


La menor presencia exportadora de Australia en China y EEUU no puede ser compensada en volumen por Uruguay, pero sí podría beneficiarse con un mejor pago por su carne. Algunos industriales esperan una suba de 10% o 15% para el segundo semestre. En el precio de venta a EEUU se percibe una recuperación tras los problemas por la contaminación con residuos de garrapaticida. En mayo el precio de exportación alcanzó los US$ 3.600 por tonelada. Es el tercer mes en ascenso después de que en febrero y marzo el promedio cayera a un rango de US$ 3.000-US$ 3.200. En 2105, con menos oferta en EEUU el precio de exportación se acercaba a US$ 4.000. La habilitación del frigorífico Pul esta semana parece dejar totalmente solucionado el problema y puede ser un factor que impulse el precio promedio de exportación de Uruguay en el resto del año.

El otro factor que opera a favor de las condiciones de mercado para Uruguay es la ajustada situación ganadera en Canadá y México, los principales abastecedores de ganado en pie de EEUU y también exportadores de carne vacuna de peso hacia dicho destino. En lo que va del año EEUU incrementó las compras de carne únicamente a ellos –8% y 11% respectivamente–, sus compañeros en el Nafta. En enero-abril las redujo 26% a Australia, 12% a Nueva Zelanda y 17% a Uruguay y Brasil, de acuerdo al USDA.

La novedad es que México decidió llevar los aranceles a cero para la carne por los faltantes en el mercado interno. "Es necesario y urgente establecer un arancel-cupo exento para la importación de ganado bovino para engorde y carne de bovino fresca, refrigerada y congelada", dijo el decreto de la presidencia de Enrique Peña Nieto. Lo escaso de los rodeos de México y Canadá (abastecedores de ganado en pie a EEUU) pueden mantener una oportunidad para la carne uruguaya en EEUU.

La mejora esperada para el mercado estadounidense puede complementarse por una mejora en las ventas hacia China. Aunque la competencia de Brasil es fuerte, por ahora la apreciación del real frente a la divisa estadounidense favorece la competitividad de la producción uruguaya, pero la posibilidad de que aumente la cantidad de frigoríficos habilitados a exportar al destino asiático está latente. Está pautada para octubre una visita china a Brasil para inspeccionar plantas y analizar las 40 solicitudes de autorización presentadas para carne vacuna.

El precio de exportación de Uruguay a China también ha caído. De moverse en el eje de US$ 3.200 en 2014 pasó a US$ 3.000 por tonelada en 2015 y a US$ 2.400 este año. Los esfuerzos de la cancillería uruguaya para entrar mejor en el mercado chino fueron explicitados con la apertura allí de una nueva embajada y la posible visita del presidente Tabaré Vázquez al gigante asiático en octubre.

El acceso ventajoso de Australia a mercados como Japón y Corea y sin pago de aranceles a EEUU son una de las raíces del diferencial de precios de exportación que llega al precio del novillo.

centrales 1.jpg

Diferencias


Si bien algunas similitudes geográficas comparten Australia y Uruguay –como la predominancia de terreno plano–, las características de suelos y clima –a pesar de estar casi en las mismas latitudes– determinan formas de producción muy disímiles.

Terreno desértico y rojo, pasturas básicamente inexistentes, predios extensos donde los alambrados delimitan prácticamente donde termina y comienza otro rancho, fueron algunas de las características que destacó de la producción pecuaria australiana Alfredo López, agrónomo que trabajó en Melbourne y se encuentra recorriendo el territorio y sus diferentes sistemas de producción.

Señaló que los australianos se basan esencialmente en la tecnología ante las difíciles condiciones naturales para producir y la amplia extensión de las estancias –que estima rondan las 10 mil hectáreas en promedio–. "Se aplican tecnologías remotas como cámaras, sensores y medidores de humedad conectados a paneles solares y a aplicaciones en los teléfonos para disponer de datos en tiempo real. Todo buscando la eficiencia para evitar recorrer y administrar bien las producciones", comentó. Y asegurar la supervivencia de los ganados. El agua es el recurso primordial. Cuidan niveles de reservas y la continuidad del flujo en bebederos constantemente.

Agregó que los grandes establecimientos no acceden a la posibilidad de suplementar. El sorgo es un cultivo presente, sobre todo en el norte, pero no se siente como una herramienta para usar en grandes extensiones ganaderas. Sobre todo considerando que los rodeos se juntan solo dos o tres veces al año en base a motos o helicópteros. "Es una rareza ver el caballo", dijo.

Diferencias productivas que tras una pausa de cuatro años han vuelto a ser diferencias muy fuertes en los precios que reciben los productores en uno y otro país. Tal vez señalan el comienzo de una recuperación de precios en Uruguay.

centrales 3.jpg

Recomposición de stock


La recomposición de las existencias vacunas goza de un contexto climático y forrajero ideal y acelera. En la primavera boreal de 2016 las condiciones de las pasturas son bastante mejores que el promedio de los últimos años. Ya en 2014 y 2015 habían alcanzado excelentes niveles. Y el buen tiempo sigue acompañando. El último reporte del USDA mostró que el 66% de las pasturas tiene condición buena o excelente; hace 12 meses era 61% y el promedio de la última década es 53%. El estado favorable se extendería este mes, según el Servicio de Meteorología de EEUU.

Esto hace que los productores retengan más vaquillonas y lleven más animales al mercado. La participación de hembras en la faena no deja de caer. Steiner Group citó que en 2015 el ratio vaquillonas y vacas sobre el total faenado cayó a 44%, el menor nivel desde 1991. En 2016 se ubica en 45%, dos puntos abajo del mismo momento de 2015.

Este año EEUU producirá 11,22 millones de ton de carne vacuna, según el reporte de oferta y demanda mundial sobre cultivos y ganado, 4,1% más que en 2015. Y se espera que avancen 4,5% hasta el año que viene. Mientras, las importaciones retrocederán 14% respecto a 2015 hasta 1,31 millones de ton en 2016 y 12% en 2017. Australia y EEUU recomponen sus rodeos y aumentarán su oferta de carne en el futuro. Aquí los datos de cría de INIA muestran que la ganadería no crece.

Populares de la sección