Baja precio de haciendas por retiro de cuadrillas de Israel y lluvias

Aunque no es un mercado perfecto, opera sanamente, dijo Manuel Lussich

En el fuerte ajuste a la baja de los precios de las haciendas a frigoríficos, baja que opera desde hace varias semanas, inciden el retiro temporario de las cuadrillas kosher de Israel que estaban trabajando en varias plantas y las buenas condiciones climáticas para la ganadería, aunque para otros rubros del agro sea perjudicial por las lluvias.

El cese de actividad industrial con destino a Israel genera un reacomodo en los volúmenes de faena, acompañado de un intento de los industriales de bajar los precios, destacó a Tiempo de Cambio, de Radio Rural, el delegado de la Asociación Rural del Uruguay (ARU) ante el Instituto Nacional de Carnes (INAC), Manuel Lussich.

El directivo admitió que la presencia de los inspectores kosher presiona sobre la demanda, pero luego cuando finaliza se nota en la baja de los precios. Se entiende que los mercados internacionales de la carne no presentan mayores oscilaciones y son los naturales vaivenes de precios que suceden en el mercado de haciendas.

Consideró que se presenta un otoño excepcional para la ganadería, lo que permite contar con mucho pasto. Esto va a permitir una oferta importante de ganado, pero el productor no tiene urgencia en vender. Por ello, es de esperar que los precios de las haciendas vuelvan a subir, porque los productores se resisten a vender a las actuales cotizaciones.

Lussich consideró que la Junta Directiva de INAC no debe intervenir en el mercado –"creemos en el libre mercado"– y por lo tanto son los vaivenes del mercado los que están operando.

En cuanto a la llegada del invierno "es algo que ocurre como todos los años y los productores se apuran a vender, pero se trata de las reglas de juego que todos conocen". Admitió que los mercados internacionales de la carne vacuna han tenido una baja, pero ha sido mucho mayor en el mercado de haciendas.

Por ello es razonable esperar que el nuevo equilibrio de precios sea mayor al nivel actual y por debajo del registrado hace algunos años. Opinó a su vez que el mercado de ganado gordo está operando de buena manera, "probablemente no de una manera perfecta, pero si de una manera sana".

Lussich entendió a su vez que las dificultades que se presentaron con Estados Unidos por las trazas de etión en la carne "no están incidiendo, porque es un problema que está superado. De los numerosos análisis efectuados hasta ahora no se han encontrado más problemas; por lo tanto, es un mercado que tiende a normalizarse en los próximos días".

Acerca del autor