Barrio Sur y Palermo, en proceso de revitalización

A partir de la ley de viviendas de interés social, estos barrios comenzaron a cobrar altura con nuevas edificaciones, junto a un crecimiento demográfico y de oferta gastronómica
La cercanía al río, al centro de la ciudad y universidades, sumado a su perfil de barrio tradicional resumen los atractivos de los barrios montevideanos Sur y Palermo, que en 2014 encontraron una especie de catapulta con la Ley 18.795 que promueve la inversión en viviendas de interés social.
Tras la llegada de los inversores, el aire renovado empezó a atraer a familias y jóvenes a esos barrios que por más de 70 años habían perdido población. Para el socio fundador de JVA, Julio Villamide, es cuestión de esperar al próximo censo para cuantificar ese movimiento demográfico.

Para el alcalde de municipio B, Carlos Varela, la ley de beneficios fiscales para la construcción de viviendas, "generó que un importante número de padrones que estaban en desuso e inclusive algunas casonas viejas hayan cobrado vida y estén en reciclaje o en construcción".

"Esto ha generado la permanencia y crecimiento en el barrio", añadió. Según Varela, "no tiene sentido extender más la ciudad hacia la periferia sin los servicios, con los costos que tiene", y lo que se busca es "fomentar la construcción de viviendas en áreas urbanas con todos los servicios".

Por su parte, Villamide indicó que el crecimiento inmobiliario ha revitalizado también la oferta gastronómica y comercial. Eso explica que hoy en estos barrios y sus alrededores, como Cordón y Parque Rodó, se concentren bares y restaurantes, varios de los que apuntan a un público joven. "Varios pequeños restaurantes han aparecido cerca de estas localizaciones", apuntó Villamide.

Todo esto, según Villamide, llevó a aumentar el valor del metro cuadrado. Según el índice de precios de oferta de la vivienda en Montevideo elaborado por El Observador la suba fue de 1,2% en 2016 respecto al año anterior.

US$ 2.329 es el valor promedio del metro cuadrado en inmuebles en los barrios montevideanos Sur y Palermo.

"Teníamos previsto que de las zonas con más chance de desarrollarse eran las cercanas al río, a un parque como lo es el Parque Rodó y la demanda finalmente se fue claramente hacia ahí", apuntó. En esa línea, sabe de personas que vivían en Carrasco y cuyo "mundo" muchas veces terminaba en la calle Luis Alberto de Herrera, que han migrado hacia Palermo o Barrio Sur. "Descubrieron que el estereotipo que tenían de esta zona era equivocado", añadió.

Quienes llegan a estos barrios son en su mayoría uruguayos, pero también sorprende la afluencia de familias e inversores del exterior. Los operadores consultados coincidieron en señalar que se da la constante de que el 50% de lo comercializado en cada obra es destinada a vivienda del adquirente y la otra mitad a modo de inversión inmobiliara.

El Grupo Rumbo Atlántico de empresas del sector inmobiliario de origen español y andorrano, llegó a Uruguay para desarrollar, construir y comercializar –hasta el momento– las torres Atlántico I y II, amparados por la ley de Vivienda de Interés Social. "El mercado inmobiliaro en España está un poco lento y eso ha hecho que muchos vengan a invertir y construir en Uruguay", dijo Álvaro Ferreira, que forma parte del grupo de inversores.

Atlántico

La torre Atlántico II es un proyecto en obra ubicado sobre la calle Canelones entre Salto y Lorenzo Carnelli. Ferreira contó que hace cinco meses se inició la venta y ya llevan 65% de los apartamentos vendidos.

"Han comprado muchos extranjeros. Por ejemplo, compraron unas cuatro familias venezolanas sin tener conocimientos unas de otras", contó. El valor de los apartamentos ronda entre los US$ 120 mil y US$ 140 mil.

Dar valor al barrio

Uno de los proyectos más grandes de la zona por su tamaño es el complejo Estrellas del Sur de la constructora Campiglia, ubicado en la manzana de Gonzalo Ramírez, Ejido, Isla de Flores y Aquiles Lanza, donde se encontraba la fábrica Strauch.

El proyecto, que comenzó sus obras en 2013 e inauguró la primera torre a fines de 2015, cuenta con dos torres (una de 25 y otra de 12 pisos), y un tercer edificio de cuatro plantas. Posee gimnasio, zona de juegos para niños, estacionamiento opcional, además de solarium, parrilleros y barbacoas.

Estrellas Del sur

"Entendimos que era una zona que necesitaba revitalizarse. Era un terreno muy grande y pensamos que podía ser un proyecto con el fin de proporcionar calidad de vida", señaló Alejandra González, quien pertenece al departamento comercial de Campiglia. La planta baja del complejo contará con locales comerciales (en uno se instaló la tienda de conveniencia Frog). "Todas las obras generan valor y también le dan valor a lo que nosotros hacemos", apuntó González. Es así que asegura que también se valorizaron las propiedades que están alrededor de las nuevas edificaciones.

Ubicado en el Barrio Sur, en la esquina de las calles Salto y Maldonado está el edificio Rimbaud, otro emprendimiento inmobiliario en el régimen de interés social que comenzó a construirse a mediados de 2016. Hasta el momento, alcanzó la venta del 40% de sus apartamentos. Desde la constructora Arquitectura Uruguaya se realzó la combinación de la tranquilidad de barrio con la cercanía al Centro, y se recordó que la ley de vivienda social volvió atractiva esta zona sobre otras como Pocitos y Punta Carretas.

rimbaud

Los apartamentos de 1 a 3 dormitorio en Rimbaud rondan entre los US$ 90 mil y los US$ 170 mil.

Un antes y un después

Un proyecto destacado –que comenzó sus obras en 2016– es la Torre Palermo, del arquitecto Rafael Viñoly. Se trata de un emprendimiento de tipo corporativo, ubicado sobre la rambla frente al hotel Ibis. El alcalde del municipio B, Carlos Varela, señaló que además del proyecto arquitectónico, contará con un espacio público en la proa hacia la rambla. Para Varela, energizará la zona: "Es un antes y un después del barrio". Se estima que esté pronto para 2018.

Varela agregó otro proyecto que, de concretarse, "será un jalón importante" para el desarrollo del vínculo con Ciudad Vieja: las oficinas y terminal de pasajeros de Buquebus junto al dique Mauá (Rambla Sur y Andes).

Acerca del autor