BCU mantuvo política monetaria contractiva

Se espera que menor demanda por desaceleración de la economía reduzca inflación

El Comité de Política Monetaria (Copom), decidió este jueves mantener la instancia contractiva de la política monetaria y fijó un rango de referencia (la suma de la emisión de dinero en poder del público, los depósitos a la vista y las cajas de ahorro del público en el sistema bancario) indicativo del crecimiento promedio de los medios de pago de 1% a 3% interanual para el trimestre julio - setiembre. La anterior referencia había sido de entre 4% y 6% en abril.

"Esta evolución de los agregados, así como una menor presión por el lado de la demanda debido al enlentecimiento de la economía, deberían llevar a la economía a una senda gradual de convergencia hacia el rango meta de inflación (entre 3% y 7%) en el horizonte de política, sin generar efectos indeseados sobre el nivel de actividad y el empleo", indicó el Banco Central (BCU) en un comunicado.

La inflación se descolgó en junio del 11% , pero se mantuvo en el terreno de los dos dígitos. En los últimos 12 meses se ubicó en 10,94%, según los datos difundidos el martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En ese sentido, el Copom destaca que se comenzó a verificar una leve reducción de la inflación subyacente –aquella que deja de lado los componentes más volátiles de la canasta de consumo-.

En otra parte se indica que las medidas de "consolidación fiscal" incluidas en el proyecto de Rendición de Cuentas "procuran garantizar una senda de sostenibilidad de los indicadores financieros, sin que las correcciones propuestas generen presiones recesivas sobre la actividad económica".

Respecto a la situación de la región, se indica que "a pesar de las tensiones macroeconómicas subyacentes de la economía argentina, algunas medidas de corto plazo parecen tener efectos positivos" sobre Uruguay, a la vez que "experimenta un proceso significativo de apreciación cambiaria".

En el caso de Brasil, se señala que "en alguna medida se han calmado las turbulencias si bien no se aprecia una resolución clara de la situación política que ha retroalimentado las dificultades en el terreno productivo y financiero".

Por otro lado, el comunicado oficial da cuenta que "no se prevé una desaceleración importante del nivel de actividad en China, en un marco de enlentecimiento de la economía global".

"La situación en Europa, sacudida por la decisión de salida del Reino Unido de la Unión Europea, ha transmitido volatilidad a los mercados, si bien aparentemente esos efectos se estarían suavizando en el corto plazo. De todas maneras, parece haberse abierto una puerta a un proceso que puede incorporar mayor incertidumbre en los próximos meses", señaló el Copom.


Populares de la sección