Bergara quiere, Mujica lo apoya, pero el camino es complicado

El titular del BCU no descarta postularse a la Presidencia de la República
Si solo se toman en cuenta sus antecedentes académicos y su experiencia de gobierno, Mario Bergara sería uno de los dirigentes del Frente Amplio favoritos para representar a la coalición como candidato presidencial en las elecciones de 2019.

Si a eso se le suma, como dijeron a El Observador fuentes del MPP, que el funcionario cuenta con el respaldo del expresidente José Mujica, los astros parecen alinearse a favor del actual presidente del Banco Central.

Incluso, el viernes Bergara volvió a mostrarse propenso a postularse en la interna del FA para ser elegido como candidato. "Yo no descarto considerar (esa) posibilidad pero tiene que ser en determinados escenarios. Escenarios de renovación", dijo Bergara en el semanario Crónicas.

Bergara había dicho algo parecido en ese mismo medio de prensa en setiembre del año pasado.
"Son cosas que la vida dirá. La vida dirá a base de procesos políticos que se den en el país o en el marco del Frente Amplio, qué rol podré tener en el futuro", dijo el jerarca en aquella oportunidad.

Pero las cosas no son tan sencillas para este hombre de 52 años que fue ministro de Economía entre 2013 y 2015 y subsecretario de esa cartera entre 2005 y 2008, doctorado en la universidad de Berkeley, y con una trayectoria de más de 15 años en varios estamentos del Estado.

Bergara, un excomunista que luego se sumó a la corriente política que encabeza el ministro de Economía, Danilo Astori (Frente Líber Seregni), debe esperar primero una resolución del líder de ese sector, de quien se encuentra distanciado.

Porque Mujica está dispuesto a apoyarlo siempre y cuando Astori no sea candidato y, hasta ahora, el ministro de Economía está eludiendo una definición clara al respecto. Además, Bergara debería encolumnar detrás de sí a buena parte del FLS, y no es nada sencillo. En caso de que Astori no se postule, una porción importante del astorismo se inclinará a favor de una eventual candidatura del intendente socialista Daniel Martínez. Por otro lado, en el MPP no terminan de asumir los reiterados dichos de Mujica acerca de que no será candidato en los próximos comicios. Los mujiquistas esperan una nueva voltereta de su líder, como la que se mandó en 2009 luego de decir que era difícil que "el chancho chiflara" a favor de una postulación que terminó en la Presidencia de la República.

Pero, en definitiva y como casi siempre, en el MPP se hará lo que Mujica quiera. El exguerrillero tupamaro cada vez escucha menos las sugerencias de su entorno, particularmente después de las pasadas elecciones internas para elegir al presidente del Frente Amplio.

En esa ocasión, el MPP lo presionó para que apoyara la candidatura del diputado Alejandro "Pacha" Sánchez, Mujica les hizo caso, y la concesión terminó con la victoria de Fernando Miranda, quien recibió el respaldo del FLS y del Partido Socialista. Como condimento de la intención de Bergara de pujar por la Presidencia de la República, debe agregarse el hecho de que su relación con Astori no atraviesa su mejor momento.

El vínculo empezó a desgastarse en la pasada campaña electoral cuando Astori fue nombrado ministro de Economía. Bergara aspiraba a quedarse en el cargo que ocupó tras la renuncia de Fernando Lorenzo y el cambio de planes no le cayó nada bien.

En sus declaraciones a Crónicas, Bergara recordó que en los pasados 12 años participó activamente "bajo el liderazgo indiscutible del trípode Vázquez-Mujica-Astori. En este proceso tengo una experiencia para aportar, y también las ganas de seguir aportando. Por lo tanto, considero que es razonable pensar que puedo formar parte de ese proceso de renovación", agregó. El cargo que ejerce Bergara en el BCU le impide la práctica de actividades políticas partidarias y debe renunciar un año antes de las elecciones para participar en ellas.

Populares de la sección