Bloqueo de nuevas tecnologías no debería ser "primera opción"

Jerarcas locales y argentinos coinciden en necesidad de cautela al regular
El boom de las nuevas plataformas tecnológicas que están emergiendo en los servicios financieros a nivel global y en otros sectores como el transporte o el turismo, desafían la regulación de los organismos competentes de los distintos países.

Sin embargo, el presidente del Banco Central de Argentina (BCRA), Federico Sturzenegger y el coordinador de la ley de inclusión financiera del Ministerio de Economía y Finanzas, Martín Vallcorba, se mostraron contrarios a "bloquear" como primera medida el accionar de estas opciones para los usuarios.

Uno de los paneles de las XXXI Jornadas Anuales de Economía del Banco Central (BCU) tuvo ayer como eje la innovación financiera. Durante su exposición, Vallcorba dijo que la "revolución tecnológica" está transformando la industria financiera y que presenta amenazas y oportunidades para los actores del sistema. En concreto, destacó el rápido crecimiento de la fintech –empresas tecnológicas que ofrecen servicios por fuera de la banca tradicional– porque "sacuden la modorra, rompen el statu quo y generan transformaciones que llevan a actores tradicionales a que se movilicen. El esquema óptimo es el de complementación. La irrupción de nuevas generaciones con hábitos diferentes va a estar moviendo y transformando al sistema", indicó.

El jerarca reconoció como un "desafío" determinar cuándo y cómo debe actuar el regulador. "No es solo del sistema financiero. El transporte es un ejemplo de cómo es necesario incorporar desarrollos tecnológicos sin generar desarbitrajes regulatorios que generan condiciones que no son las adecuadas". A juicio de Vallcorba, con una mirada de corto plazo, para algunos agentes tradicionales del mercado "la tentación es el bloqueo y evitar la posibilidad de acceso a las plataformas". Sin embargo, sostuvo que "la peor opción es la del bloqueo". Para el jerarca, "se debería lograr la mejor cooperación para que genere ganancia para todos, la sociedad y los agentes".

Cautela antes de regular

Luego de terminado el panel, Sturzenegger pidió la palabra desde el público y reflexionó sobre los desafíos de los reguladores. "Los argumentos por los que hay que regular las empresas tecnológicas son múltiples", señaló.

El argentino dijo que hoy en su país uno de los mayores impedimentos ha sido la regulación de prevención del "lavado de dinero" porque esto conlleva "tremenda complejidad organizativa y normativa". Indicó que de esta manera se corre el riesgo de poner "un costo enorme al sistema financiero donde no está el lavado". El titular del BCRA observó que hoy existe una "tendencia muy fuerte del sector burocrático a querer regular". Coincidió en que la industria financiera de su país ha sido "poco innovadora". Para el jerarca hay que tener la "cabeza muy fría" para determinar "cuándo regular y cuando no".

En la misma línea, Vallcorba dijo que se debe "pensar bien qué regular y cómo" antes de hacerlo. El jerarca citó la posición que hace poco tiempo atrás expresó el titular del BCU, Mario Bergara, sobre la necesidad "entender el negocio, los riesgos y el problema y en función de eso la mejor respuesta regulatoria".

Rentabilidad de los bancos amenazada

El gerente de riesgo del Itaú, Fernando Barrán, dijo que algunas aplicaciones financieras son aliados y otros operan como competidores directos en nichos que ya cubren los bancos. Dijo que esas nuevas tecnologías están pegando sobre la "rentabilidad" de la banca tradicional, lo que es un desafío para las instituciones y los reguladores. Agregó que algunos bancos están trabajando sobre sus costos, con cambio de actividades manuales a automáticas.


Populares de la sección