Bombardeo de la coalición liderada por EEUU causó matanza en Mosul

Ataques en la ofensiva contra islamistas provocaron más de un centenar de muertos civiles
Estados Unidos estudiará más de 700 videos de ataques aéreos de la coalición de países aliados que dirige en Irak, en el marco de la investigación iniciada en torno a un bombardeo en Mosul que provocó la muerte de más de un centenar de civiles a mitad de este mes.

La coalición militar encabezada por Estados Unidos "probablemente" tuvo un papel en el ataque aéreo que dejó un saldo de numerosos civiles muertos en Mosul, Irak, dijo ayer el militar estadounidense a cargo de las operaciones contra el grupo Estado Islámico (EI).

"Probablemente tuvimos un rol en esas bajas", admitió el general Stephen Townsend sobre el bombardeo del 17 de marzo, aunque mencionó la posibilidad de un "accidente" de combate. Se estima que más de 100 civiles murieron en el ataque.

El teniente general aseguró que se enviaron expertos a la zona donde se cree que se produjeron las víctimas civiles para tomar detalles sobre el terreno.

El domingo, el jefe de las fuerzas estadounidenses estacionadas en Medio Oriente, el general Joseph Votel, había señalado que la muerte de civiles en el bombardeo del 17 de marzo fue una "terrible tragedia".

Las fuerzas iraquíes, apoyadas por bombardeos aéreos de la coalición internacional contra el EI, están implicadas en una amplia ofensiva para recuperar Mosul, la segunda ciudad del país, que los yihadistas controlan desde mitad de 2014.

Sin embargo, un portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Rupert Collville, dijo ayer en Ginebra que más de 300 civiles ya murieron entre el 17 de febrero y el 22 de marzo en la ofensiva contra combatientes del EI, especialmente en Mosul.

Cerca de 600 mil personas se encuentran en las zonas que aún no fueron reconquistadas por las fuerzas iraquíes en la parte oeste de Mosul (cerca del 60%), de las cuales unas 400 mil siguen en la ciudad vieja, según la ONU.

Analizan videos

En ese contexto, el Pentágono anunció que analizará videos de ataques aéreos de la coalición en el oeste de Mosul, en un período de diez días en torno al 17 de marzo.

Ante las crecientes preocupaciones sobre el aumento del número de civiles muertos en los combates en Irak y Siria, el coronel J.T. Thomas, portavoz del comando militar estadounidense, declaró que el ejército de su país adjudica una gran importancia a esta investigación.

El militar aseguró que las bombas utilizadas por la coalición son "bastante precisas".

Según el gobernador de la región, Nawfal Hammadi, "más de 130 civiles" resultaron muertos tras ataques aéreos que se prolongaron varios días en el barrio al-Jadida de Mosul, en especial durante el bombardeo del pasado 17 de marzo.

Investigadores estadounidenses estudian también el ataque que a una escuela en Mansura, cerca de Raqa, en Siria, el 21 de marzo, y otro a un edificio adyacente a una mezquita el 16 de marzo en Al-Jineh, en la provincia siria de Alepo.

Al menos 307 civiles murieron y otros 273 resultaron heridos en el oeste de Mosul entre el 17 de febrero y el 22 de marzo, durante la ofensiva lanzada por las fuerzas iraquíes contra el EI, anunció ayer la ONU.

Pero el balance puede ser mayor incluso en los próximos días, porque la ONU recibió información, que aún no verificó, sobre al menos otros 95 civiles muertos entre el 23 y el 26 de marzo, indicó un portavoz del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Colville, durante una conferencia de prensa realizada en la ciudad de Ginebra.

El ejército iraquí y la coalición internacional efectúan bombardeos sobre el oeste de Mosul para apoyar a las tropas en tierra, de manera de reconquistar la ciudad.

ONU pide proteger a civiles

La Organización de Naciones Unidas (ONU) pidió a las fuerzas aliadas implicadas en los ataques en Mosul que "hagan todo" lo posible para proteger a los civiles.

Además de Irak, los únicos que realizan bombardeos aéreos en esa zona del país son los aliados que forman parte de la coalición antiyihadista internacional, en la que participan además de EEUU, Francia y Gran Bretaña, entre otros países.

Desde que en octubre las fuerzas iraquíes iniciaron una operación para recuperar esa parte del país, más de 200 mil civiles huyeron de la ciudad.

Retoman ataques contra yihadistas

Las fuerzas iraquíes retomaron el asalto contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Mosul, donde los bombardeos mataron a numerosos civiles, ensombreciendo la ofensiva apoyada por la coalición antiyihadista internacional.

Tras el revuelo causado por el descubrimiento de víctimas civiles en los últimos días, las fuerzas iraquíes anunciaron el lunes que retomaban la ofensiva contra el grupo yihadista en la segunda ciudad de Irak.

En esa área de estrechas calles densamente pobladas, donde siguen atrapados 400 mil civiles según la ONU, se concentra la resistencia de los yihadistas desde que las fuerzas iraquíes lanzaron la batalla para recuperar el oeste de Mosul el 19 de febrero.

"La policía federal y la Fuerza de Reacción Rápida (del Ministerio del Interior) empezaron a avanzar hoy en el eje suroeste de la ciudad vieja", indicó el comandante de la policía federal, general Raed Shaker Jawdat, en un comunicado divulgado ayer.

La calle Faruk, situada cerca de la mezquita Al Nuri, es uno de los principales objetivos, agregó.
Esa mezquita tiene un valor simbólico para el EI. Fue allí donde el jefe Abu Bakr Al Bagdadi realizó en julio de 2014 su única aparición pública después de que el grupo ultrarradical hubiera proclamado un "califato" en los territorios conquistados en Irak y en la vecina Siria.

Las tropas iraquíes combaten en las inmediaciones de la ciudad vieja desde hace semanas, pero tienen que hacer frente a una feroz resistencia de los yihadistas, a quienes acusan de utilizar a civiles como escudos humanos.

El EI empezó "a utilizar a ciudadanos como escudos humanos e intentamos apuntarles (a los yihadistas) con francotiradores", indicó a la AFP el portavoz del Mando de las Operaciones Conjuntas, general Yahya Rasool.

La semana pasada, responsables iraquíes y testigos afirmaron que decenas o centenares de civiles perdieron la vida en las inmediaciones de la ciudad vieja, en el barrio de Mosul Al Jadida, en bombardeos aéreos.

El domingo, miembros del cuerpo de defensa civil y voluntarios retiraban cuerpos de los escombros del barrio, donde por lo menos seis casas quedaron completamente destruidas, constató un fotógrafo de la AFP.

Fuente: El Observador y agencias

Populares de la sección