Bonomi aseguró que en 2018 las rapiñas caerán 24%, una cifra "muy cercana" a la promesa de Vázquez

El ministro del Interior dijo que la política que aplicó siguió un camino "similar" al del ex alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dijo en entrevista con Búsqueda que según las proyecciones de la cartera el próximo año habrá una baja del 24% en las rapiñas, una cifra "muy cercana" al 30% que prometió el presidente Tabaré Vázquez en campaña. "Cuando el presidente manejó esas cifras es porque las teníamos muy estudiadas", aseguró el jerarca.

Bonomi señaló que gracias al Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO), por el que se aumentó el patrullaje en zonas donde se producen más delitos, se logró que en lo que va de 2017 las rapiñas se reduzcan un 11,5%, los homicidios cerca del 10% y los hurtos en 5%. El ministro dijo, además, que ahora se buscará llevar este sistema a todo el litoral, a los departamentos turísticos y a los que tienen frontera con Brasil.

Para lograr esto, el ministerio no solicitará más recursos en la próxima rendición de cuentas, sino que dejará sin llenar aquellas vacantes "que no son necesarias". "Con la experiencia positiva del PADO, preferimos mejorar el sueldo, la capacitación y la profesionalización de los policías actuales en lugar de seguir aumentando la cantidad", agregó.

El ministro dijo además que Uruguay adoptó un camino "similar" al que llevó adelante el ex alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, quien entre 1994 y 2001 aplicó un plan de tolerancia cero que logró bajar el índice criminal en 77%. Bonomi contó que cuando asumió en el pasado período de gobierno, se reunió con uno de los "principales asesores" de Giuliani, Lauren Sherman, y el jefe de Policía de esa ciudad, el comisionado Bratton, quienes le dijeron que el ex alcalde "no arregló nada en cinco años", sino que le llevó diez.

"Los primeros cinco años los usó fundamentalmente en combatir la corrupción policial en Nueva York y en modificarla. Nosotros hicimos eso", aseguró. "Los primeros cinco años hemos hecho un esfuerzo enorme en crear una Policía diferente, con una cultura, organización, armamentos y entrenamientos diferentes. Por eso cuando empezamos el actual gobierno dijimos que es la hora de empezar a tener resultados, similar a lo que ocurrió con la experiencia de Giuliani", apuntó.

Bonomi señaló además que el narcotráfico en Uruguay importó los códigos de los carteles mexicanos, y criticó a los medios de comunicación que "se tomaron para la risa" el fenómeno de los ajustes de cuenta, cuando él comenzó a advertirlo.

Consultado sobre los casos de amenaza contra operadores judiciales, Bonomi le restó trascendencia y dijo que la "situación es normal", aunque admitió que se aumentó la importación de autos y patrulleros blindados.


Populares de la sección