Brasil liberará la compra de tierras a extranjeros

El plan se enmarca en una serie de reformas para estimular la inversión e intentar salir de la recesión
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

El gobierno brasileño avanzará en el primer semestre del año para permitir la compra de tierra por parte de extranjeros dejando sin efecto una restricción impuesta durante la segunda administración de Lula da Silva. El plan se enmarca en una serie de reformas para estimular la inversión en amplios sectores que permitan a Brasil salir de la peor recesión en décadas.

La limitación para la compra de tierra por parte de extranjeros se estableció en 2010 con una nueva interpretación de una ley de 1971. En ese momento las autoridades justificaron la decisión ante el interés de países como China de quedarse con grandes extensiones de tierra en el exterior.

El ministro de Agricultura, Blairo Maggi, dijo a Reuters que antes que termine el primer semestre se podría aprobar una ley que suspenda los límites de compras de tierras agrícolas a extranjeros. El presidente Michel Temer ya adelantó su intención de avanzar en el tema dentro de un paquete de reformas para dinamizar la economía.

Maggi adelantó que la ley evitaría la especulación de grandes fondos que compran tierras como especulación y que puedan quedar sin producir si los precios caen. Por el contrario, las reformas incentivarían la inversión extranjera en activos agrícolas de ciclo de producción más largos como cítricos, bosques para la producción de celulosa, caña de azúcar y café, y se aplicarían restricciones en el uso de la tierra para soja y maíz.