Cabify comenzará a competir con Uber, pero asegura que será legal

La aplicación empezará a prestar servicios en Montevideo la semana próxima

La aplicación Cabify que se dedica al transporte de pasajeros empezará a prestar sus servicios en Montevideo los primeros días de la próxima semana. A diferencia de EasyGo o Uber, Cabify comenzará sus operaciones con conductores que ya tengan habilitaciones de remís, por lo que, de ese modo, se asegura operar dentro de la normativa vigente.

Según informaron fuentes de la compañía a El Observador, la empresa se registró en Uruguay como Cabify SRL y tiene varias decenas de conductores que ya recibieron preparación y esperan que quede habilitado el servicio para comenzar a trabajar. Desde que la empresa española anunció su llegada al país, se anotaron unos 1.500 interesados en convertirse en conductores de la aplicación, aunque no todos cumplen con los requisitos. La empresa pretende posicionarse en el mercado del transporte como una aplicación con servicio de alta calidad, y por ese motivo tiene "niveles de exigencia muy altos" para los aspirantes, informó la empresa.

Entre los requisitos que deben cumplir los aspirantes a conductores se encuentra tener licencia de conducir profesional, un auto de no más de 4 años de antigüedad, motor 1.2 como mínimo y contar con seguro total que cubra al pasajero. También pide a los conductores estar registrados como empresas y por tanto tributar ante la Dirección General Impositiva (DGI) y registrados en el Banco de Previsión Social (BPS). Si bien por el momento solo operará con remiseros, el objetivo de la empresa es extender el servicio a autos particulares.

Precio según mejor ruta

El modo de calcular el precio del viaje también varía en comparación con las aplicaciones. En este caso, Cabify calcula el monto según la ruta óptima del recorrido, es decir, la más corta. Eso implica que si el conductor debe desviarse, el precio no cambiará. En EasyGo el cálculo es en función de kilómetro recorrido. En el caso de Uber, las tarifas son dinámicas y dependen de la demanda que haya en el momento del viaje: a más demanda, más caro es el servicio. De todos modos, desde la empresa prefirieron no revelar cómo se posicionará la aplicación con sus precios en comparación con el resto del mercado. Los viajes podrán pagarse en principio con tarjeta de crédito internacional, aunque la compañía prevé aceptar tarjetas nacionales. En los entrenamientos que reciben los conductores aceptados por la empresa se solicita que los trabajadores cumplan con determinados estándares de calidad, que incluyen tipos de vestimenta y vocabulario. Otra de las características con las cuales contará la aplicación es que los usuarios podrán adecuar el servicio según sus gustos, ya que la aplicación tendrá la posibilidad de registrar sus preferencias a la hora de viajar en el auto. A modo de ejemplo, podrá definir su interés en cuanto al tipo de música o la emisora que le gusta escuchar o si quiere usar el aire acondicionado.

Cada una con lo suyo

Con la llegada de Cabify a Montevideo son cuatro las aplicaciones que ofrecen servicios de transporte privado de pasajeros. Si bien tienen características en común, también hay cosas que las diferencian. Voyentaxi es la impulsada por los propietarios de los taxímetros, por lo que funciona únicamente con vehículos habilitados para prestar el servicio. Luego, Easytaxi había comenzando prestando un servicio similar, aunque semanas atrás anunció el inicio de operaciones EasyGo, que presta el servicio con autos particulares. De ese modo, la aplicación da la opción al usuario de elegir un taxi o un auto particular. En el caso de los autos particulares, su servicio no está regulado por la Intendencia de Montevideo y por tanto sus conductores son pasibles de recibir sanciones si los inspectores constatan que están ofreciendo un viaje remunerado. La tercera aplicación es Uber, que funciona únicamente con vehículos particulares desde noviembre del año pasado. Si bien solo permite registrar conductores en Montevideo, su servicio se extendió a Ciudad de la Costa y a la zona del aeropuerto, en Canelones. En Maldonado, la Junta Departamental estudia un proyecto para regularla antes de que llegue la temporada. Cabify, por el momento, solo trabajará con remises, lo que hace que sus conductores tengan habilitación para trabajar.

Aplicaciones sin regulación

Por el momento ni el gobierno ni la Intendencia de Montevideo han encontrado la forma de regular el servicio de transporte a través de aplicaciones. Días atrás, el Poder Ejecutivo envió un proyecto de ley al Parlamento para definir las sanciones del transporte irregular. Sin embargo, el proyecto no establece cómo deberían hacer las aplicaciones para entrar en el sistema regulado de transporte.


Populares de la sección