Caída en venta de 0 km golpea en la recaudación de impuestos

En primer trimestre se vendió 24% menos y no se avisora recuperación en el corto plazo
La venta de vehículos nuevos mantiene en el arranque del año la tendencia a la baja que caracterizó el mercado durante todo el año pasado. La desaceleración por la que atraviesa la economía hace prever que el 2016 volverá a cerrar con un descenso marcado en la cantidad de unidades comercializadas.
El menor movimiento que muestra el mercado tiene una incidencia directa en las arcas del gobierno, tomando en cuenta la carga impositiva que grava el comercio de las unidades cero kilómetro. Una caída de las ventas implica una menor recaudación por ese concepto.

En Uruguay, los vehículos nuevos están gravados por el Impuesto Específico Interno (Imesi), cuya tasa va de 23% a 46% (aumenta a mayor cilindrada), el Impuesto al Valor Agregado (IVA), de 22%, y un arancel externo de 23% que se paga cuando el vehículo procede desde fuera de la región. Eso hace que cerca de la mitad del valor de venta de los cero kilómetro corresponda a impuestos.

Fuentes del mercado automotor consultadas por El Observador estimaron que este año las operaciones del mercado de vehículos nuevos estarán por debajo de los US$ 1.000 millones, lo que implica que la recaudación estatal por concepto de impuestos será inferior a unos US$ 450 millones. Esas proyecciones se realizan sobre la base de que las ventas totales tendrán una retracción cercana al 20% respecto al 2015.

El año pasado terminó con algo más de 50.800 unidades comercializadas por unos US$ 1.100 millones, lo que implica que algo más de US$ 500 millones fueron impuestos.

Antes, en 2014 los uruguayos habían gastado unos US$ 1.300 millones para comprar 53.800 vehículos, a un promedio de unos US$ 24.000 por unidad. Eso implicó que el Estado recaudara unos US$ 600 millones por concepto de impuestos.

La última modificación tributaria fue en setiembre de 2012, cuando cambiaron las tasas del Impuesto Específico Interno (Imesi). Eso redujo la carga fiscal sobre los vehículos de menor cilindrada y la aumentó sobre los de motores con mayor potencia.

El primer trimestre

En los primeros tres meses de este año la venta de vehículos cero kilómetro tuvo una caída de 24% en la comparación interanual, de acuerdo a los datos publicados ayer por la Asociación del Comercio Automotor del Uruguay (ACAU). En ese período se comercializó un total de 10.313 unidades, frente a 13.606 en los primeros tres meses de 2015.

En línea con el enlentecimiento de la economía se destaca el descenso en la venta de unidades destinadas al trabajo y la producción, como utilitarios y camiones con bajas de 30% y 53% respectivamente. En el caso de los automóviles la caída es de 21%.

"Un cuarto de caída en las ventas de autos 0 km implica menos impuestos por unos US$ 150 millones anuales. Menor recaudación impositiva ligada a ventas de autos 0 km es un caso paradigmático de caída de recaudación por peor actividad económica", escribió ayer en su cuenta de Twitter el economista Javier de Haedo.

¿Qué pasó en marzo?

Como era de esperar, las unidades vendidas en todas las categorías en marzo (3.793) superaron las registradas en los dos meses anteriores, pero de todas formas esa cantidad fue 24% menor a lo registrado en igual mes de 2015. De esta forma las operaciones totales del mercado automotor completaron 12 meses consecutivos en descenso. En ese lapso de tiempo, febrero fue el mes con la caída más pronunciada en la comparación interanual (28%).

El informe de ACAU da cuenta de que si bien marzo suele ser un mes con "buenos niveles" de venta de automóviles para pasajeros, en esta ocasión la caída fue de 19% respecto a 2015. En el caso de los utilitarios, aunque se observó una leve recuperación respecto a meses previos, no alcanzó a igualar el ritmo de venta del año pasado, que fue 29% superior. En este segmento se acumulan 21 meses consecutivos de caída en las ventas. En el caso de los camiones nuevos, la gremial informó que la demanda "sigue muy débil".

Perspectivas

En diálogo con El Observador, el gerente de ACAU, Ignacio Paz indicó que los números muestran una "consolidación a la baja" del mercado, que es motivo de preocupación en el sector, y destacó el descenso pronunciado que muestran las unidades destinadas a la producción.

Considerando las perspectivas negativas que tiene la mayoría de los analistas respecto al desempeño de la economía uruguaya para este año, que se estima será peor a la de 2015, el ejecutivo indicó que en los próximos meses no aparece nada en el horizonte que pueda revertir la situación, salvo que existiera algún estímulo tributario, por ejemplo para la compra de unidades utilizadas para trabajo y producción.

El fortalecimiento del dólar y el deterioro en los niveles de confianza del consumidor en la economía son aspectos que resultan fundamentales para explicar el menor número de ventas en un sector que es termómetro de la economía.

La suba del billete verde encarece el vehículo medido en pesos, que es la moneda en la cual perciben sus ingresos la mayoría de los asalariados, lo que reduce su capacidad para adquirir automóviles. Ese aspecto cobra mucha importancia al momento de tomar la decisión de endeudarse en la moneda estadounidense.

Populares de la sección