Candidato a director de la OMS: "Los laboratorios deben bajar los precios a los países pobres"

El británico David Nabarro habló sobre cómo mejorar el acceso a los fármacos de alto costo
"No hay medicamentos caros, son los laboratorios los que ponen los precios", dijo a El Observador días atrás el director general de Salud Pública, Jorge Quian. Si bien hay fármacos que tienen genéricos y no hay por qué comprar los originales, hay tratamientos que exceden el bolsillo de cualquier uruguayo y no están cubiertos por el Formulario Terapéutico Médico del Ministerio de Salud Pública (MSP), por lo que los pacientes deben buscar otras formas de conseguirlo, como la vía judicial. En ese sentido, el candidato a la dirección general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por el Reino Unido, David Nabarro, señaló que los países en vías de desarrollo deberían negociar con la industria farmacéutica para bajar los precios, ya que "hay margen" para reducir los costos. De ese y otros temas habló Nabarro con El Observador durante su visita a Uruguay, en donde se reunió con las máximas autoridades de la salud.

¿Cómo se puede asegurar el acceso a los medicamentos considerados de alto costo?
Todos los países del mundo deberían hacer todo lo posibe para asegurar que las personas puedan acceder a los medicamentos que necesitan. Hay distintas técnicas disponibles, desde trabajar directamente con la industria farmacéutica para incidir en sus políticas de precios hasta crear tratados para conseguir los fármacos a nivel regional. En esos casos puede haber beneficios para los países en vías de desarrollo que permitan traer las importaciones a mejores precios. Es perfectamente posible tratar las enfermedades con medicamentos genéricos, no con los originales, por lo que también se pueden producir de manera local. Me gustaría ver cada vez más y más países desarrollando sus propios medicamentos.

¿Hay otras formas de bajar los precios?
Cuando empecé en la OMS en 2002, el costo de los tratamientos para las personas con VIH era de US$ 10 mil. Por lo tanto, nos pusimos como objetivo que los precios bajaran a menos de US$ 1.000 para los países en vías de desarrollo, pero no hicimos público ese objetivo porque teníamos miedo de no lograrlo. Hoy, quince años después, el precio de retrovirales para VIH es menor a US$ 1.000. Lo que eso muestra es que hay margen para negociar con la industria farmacéutica. Por lo tanto, si soy electo director general de la OMS, voy a intentar negociar con ellos por este tema, porque los laboratorios tienen que bajarle los precios a los países pobres.

¿Cuál es la experiencia del Reino Unido con los fármacos caros?
Incluir los antivirales para la hepatitis C en el Reino Unido hizo que nuestro Fondo Nacional de Recursos llegara casi a la quiebra. No hay que olvidarse que la industria tiene que recuperar el dinero que invirtió en desarrollar esos medicamentos. Por lo tanto, es necesario para ellos que los fármacos sean caros. Unos de los temas en los que tenemos que hacer foco es en cómo encontrar maneras alternativas de premiar a la industria por las investigaciones que hace, en vez de tener precios tan altos.

¿Qué opina de la legalización de la marihuana en Uruguay?
En ciertos temas no puedo dar la visión de la OMS, porque todavía no fueron las elecciones. De todos modos, quiero aclarar que la forma en la que la organización enfrenta todos los tópicos es en torno a la evidencia científica. Sin embargo, en el caso del cannabis no hay una única versión, ya que los especialistas no logran ponerse de acuerdo en el grado en que afecta a las personas. Este es un tema muy difícil, a mí personalmente me preocupa la manera en la que la marihuana desmotiva a los jóvenes que estudian. La OMS debe juntar a diferentes especialistas y establecer un consenso sobre la marihuana.

¿Cuándo va a tener la OMS una única versión en torno al cannabis?
No sé bien cuándo, pero este tema no puede esperar, no podemos dilatarlo cinco años. Hay muchos países que están en el proceso de legalizar la marihuana –no solo con fines médicos sino también para recreación–, por lo que creo que la legalización del cannabis necesita atención ahora.

¿Cuál es la mejor política para prevenir el consumo: la regulación o la prohibición?
En el tema de las drogas siempre hay que reducir la demanda y luego, si hay demanda, hay que reducir el daño. Lidiar con los narcotraficantes a través de la prohibición y la criminalización no es la respuesta, pero al mismo tiempo soy consciente de que la acción policial es necesaria para enfrentar algunos aspectos criminales del mundo de las drogas.

¿Cómo valora la experiencia uruguaya en la lucha contra el tabaco?
Me gustaría darle un gran crédito al gobierno uruguayo y al presidente Tabaré Vázquez (por haber ganado el juicio contra Philip Morris). Estoy del lado del presidente Vázquez por haber hecho todo lo posible para ayudar a la gente a dejar de fumar.

¿El juicio del gobierno uruguayo contra Philip Morris sentó un precedente?
Los países tienen que aprender entre sí y creo que es muy bueno que tengamos el ejemplo de un país que puso la prevención en el centro de la política nacional. El primer paso es siempre formar a la gente para que pueda resistirse a la adicción, sin importar cuál sea, porque las drogas arrollan las vidas de las personas.

Populares de la sección

Acerca del autor