Cannes aplaude el retrato de las heridas abiertas en Chile

Comenzó el reconocido festival del séptimo arte en la Costa Azul francesa
Chile "está lleno de monstruos", dice un policía de la película Los Perros, con la que la cineasta Marcela Said ofrece una nueva cinta de crítica social que fue aplaudida ayer en el festival francés de Cannes.
La directora chilena ahonda en las heridas todavía abiertas en la sociedad de su país tras el régimen militar de Augusto Pinochet (1973-1990) a través de una joven burguesa atraída por su profesor de equitación, un excoronel juzgado.

"Este filme ha sido un combate, no ha sido fácil de escribir, ni de producir ni de financiar. Vais a ver el porqué", dijo hoy la realizadora en la presentación de la cinta en la Semana de la Crítica, sección paralela del festival.

Con Antonia Zegers, Alfredo Castro, Rafael Spregelburd y Alejandro Sieveking como protagonistas, resurgen en la pantalla a través de sus personajes los crímenes cometidos durante la dictadura y las responsabilidades de quienes fueron cómplices de ellos.

Said vuelve con ella a Cannes tras haber presentado en la Quincena de Realizadores en 2013 El verano de los peces voladores, su debut en la ficción tras una trayectoria centrada en el documental.

Si en esa ocasión sus críticas a la burguesía y a sus privilegios tenían como hilo conductor el conflicto mapuche, en ésta se decanta por las consecuencias de la dictadura, tras haberse reunido durante el rodaje de su documental El Mocito (2011) con agentes perseguidos por esas muertes, torturas o desapariciones.

"Me di cuenta de que los militares no eran más que peones de un juego complejo que consistía en instaurar un nuevo sistema económico y cuyos ganadores han salido indemnes", añadió la directora en el programa de la Semana de la Crítica.

Coproducida entre Chile y Francia, en una hora y 34 minutos de duración son constantes los reproches entre uno y otro bando, entre quienes reclaman justicia y los que consideran que no tienen nada que justificar o por lo que pedir perdón.

"El problema en este país es que hay muchos cómplices pasivos", dice uno de los personajes, mientras que en otro momento se recrimina que la gente joven ya no se acuerde de lo que tuvieron que vivir.

Presentada por la Semana de la Crítica como "una carta abierta al Chile actual", el delegado general de esta sección paralela, Charles Tesson, consideró hoy que la cinta "contribuye a mover las líneas de la hipocresía".

Los Perros fue la primera de las películas latinoamericanas de su programación. Junto a ella, llegarán hasta el próximo 26 de mayo La familia, del venezolano Gonzalo Rondón Córdova, coproducida por Venezuela, Chile y Noruega, y Gabriel e a montanha, del brasileño Fellipe Gamarano Barbosa.

La Semana, que celebra este año su 56 edición, nació con la voluntad de descubrir a jóvenes realizadores y de dar una oportunidad a cinematografías diferentes de la competición oficial del festival.
La presencia en la misma de los cortos Los desheredados, de la española Laura Ferrés, y Selva, de la costarricense Sofía Quirós, y de tres proyectos presentados en el Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) hace que los medios hayan subrayado que el cine en español se ha "refugiado" este año en esta sección.

En Una Cierta Mirada, no obstante, se proyectará La cordillera, del argentino Santiago Mitre, La novia del desierto, ópera prima de las también argentinas Cecilia Atán y Valeria Pivato, y Las hijas de abril, del mexicano Michel Franco.

La Quincena, paralela e independiente, igual que la Semana, ha incluido en su selección La defensa del dragón, de la colombiana Natalia Santa, y los cortometrajes La Bouche, del colombiano Camilo Restrepo, y Nada, del brasileño Gabriel Martins.

Fuente: EFE

Populares de la sección