Casa Banem: apuntar a la excelencia

Un gran jardín da la bienvenida, la naturaleza es la banda de sonido de fondo y la casa un baúl repleto de objetos que no permanecerán mucho tiempo allí. Casa Banem se presenta como un paseo de compras, en donde el diseño se hace sentir en cada rincón

Por Andrea Sallé Onetto

Una mutación constante, así es el interiorismo de esta hermosa construcción rodeada de un amplio jardín que desde hace un año da cobijo a Casa Banem, que se define a sí misma como una boutique de tendencias. En sus habitaciones, la moda y la decoración se dan la mano para ofrecer a sus clientes productos exclusivos a precios accesibles. ¿Lo novedoso? Todo lo que allí se encuentra está a la venta y si se quiere algo que no está, se consigue.

banem 08

El emprendimiento es producto del trabajo de los hermanos Calvo (Atín, Francisca y Alfonso), a quienes desde hace un tiempo les rondaba la idea de crear un paseo de compras en donde conjugar diseño, moda y gastronomía. Francisca cuenta con formación en decoración, arquitectura de interior y marketing, Alfonso estudió administración de empresas y Atín indumentaria y producción de modas, por lo que, decidieron unir sus conocimientos y embarcarse en el proyecto de Casa Banem, cuyo nombre significa 'tres hermanos' en vietnamita.

Revalorizar la historia

banem 02

La casa se ubica fuera de la zona comercial de Carrasco, en la esquina de Esteban Elena y Miraflores. Curiosamente, sus propietarios actuales son tres hermanos y estuvo cerrada por cinco años antes de que se instalara Casa Banem en ella. El jardín que la rodea ocupa un cuarto de la manzana (2.000 m2) y la superficie edificada es de aproximadamente 360 m2, dispuestos principalmente en planta baja con dos entrepisos parciales. Aunque no se sabe con certeza quién fue el arquitecto original, se puede estimar por su estilo y características formales que es una construcción de la década de 1940. "Se trata de una obra ecléctica, muy propia del espíritu de su tiempo y del barrio de Carrasco, que combina elementos historicistas vinculados con el estilo neocolonial que tuvo su auge en los años de 1920 y 1930, con una funcionalidad y sistema constructivo propios de la arquitectura moderna", señala Verónica Nin, arquitecta que trabajó para conseguir la habilitación de la Comisión de Carrasco, ya que la casa posee el grado más alto de protección patrimonial (grado 4).

banem 07

"Para todo lo que hacemos acá necesitamos autorización previa. Es muy difícil reformar la casa. No la podemos agrandar ni reciclarla, tenemos que respetar todos los árboles del jardín y no se pueden podar las plantas sin permiso. Tardamos unos ocho meses en conseguir la habilitación. Tuvimos muchas reuniones con la Comisión, durante las que les contamos nuestras intenciones, que no pretendíamos hacer ningún daño ni al jardín ni a la casa, sino que el propósito era que la gente pudiera apreciar lo que era esto, y nos dejaron", cuenta Francisca sobre el proceso y agrega: "Cuando abrimos, mucha gente vino, señoras mayores sobre todo, nos pidieron permiso para recorrer la casa porque ellas venían acá a jugar y les encantaba".

banem 03

En la obra predominan los materiales tradicionales, muros cerámicos de ladrillo, revoques, hormigón armado en entrepisos y techo, y cubierta terminada con tejas coloniales. Para la arquitecta Nin, dos elementos se destacan de la composición arquitectónica: la galería techada exterior, integrada al espacio del jardín que se abre al estanque de agua y el patio andaluz, con su pérgola y el revestimiento de azulejos.

banem 04

En cuanto al interiorismo, va variando según el scouting de productos que hagan las hermanas Calvo para ofrecer a sus clientes, pero siempre se ve un juego con los colores: productos neutros (sillones, manteles, bibliotecas) con accesorios jugados. "Nunca voy a traer algo que no pueda exhibir. No puedo convertir este espacio, que es relativamente chico, en una mezcla de estilos. Cada tres meses renovamos el estilo, la onda, los colores, trato de adaptarme a lo que me quedó, traigo lo que me hace falta y también escucho mucho la demanda, porque si me están pidiendo cosas que no tengo, salgo a buscarlas. Trato de hacer un equilibrio entre lo que quede lindo para la casa y lo que la gente necesita, porque creo firmemente en que la idea armada que se muestra es lo que más vende", dice Francisca. El sector Kids es la vedete de la casa y se caracteriza por ofrecer productos hechos a mano que no se encuentran en otros lados. El mobiliario, los accesorios y la vajilla son en su mayoría importados, pero también trabajan con productos nacionales hechos a medida. "Apuntamos a la excelencia, no somos excelentes pero queremos serlo y damos lo mejor de cada uno para lograrlo, por eso tratamos de estar todo el tiempo que podemos. Queremos que la gente venga y se lleve una linda impresión, una linda imagen", resume Francisca.


Populares de la sección