Casaravilla: "No veo necesidad de hacer ajuste" de tarifas este año

El presidente añadió que "razones ajenas" al ente podrían modificar esa estimación
Por el momento el presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, no ve la "necesidad" de incrementar las tarifas eléctricas en lo que resta del año. "A no ser que por razones ajenas a las decisiones que toma UTE eso fuera dispuesto por el Poder Ejecutivo", aclaró ayer a El Observador al término de una charla que dio en la Cámara Oficial Española de Comercio, Industria y Navegación de Uruguay (Camacoes).

El jerarca añadió que tras el aumento tarifario de enero –cuando subieron 9,85%, por encima del dato de inflación de 2015, que fue de 9,44%– se transita un año "de acuerdo a los valores esperados".
Casaravilla explicó que si bien la suba del dólar perjudicó a la empresa pública –de acuerdo a cálculos de UTE el fortalecimiento del billete verde le impactó en unos US$ 30 millones–, el crecimiento de la demanda del servicio "por encima de lo esperado" compensó la apreciación de la divisa estadounidense.

"Hoy en día, de acuerdo a cómo ha venido la evolución de la demanda, cómo ha venido evolucionando el plan de inversiones, los costos, etcétera, no tenemos ningún cambio respecto a lo que estaba proyectado", indicó.

Por otra parte, consultado acerca de la continuidad del programa de descuento UTE Premia, el jerarca sostuvo que no está sobre la mesa -en un escenario de ajuste de cinturón por parte del gobierno- discontinuarlo este año.

Se trata, explicó Casaravilla, de un plan que está en el diseño institucional de UTE, incluido en su presupuesto "desde el vamos", y no ha habido ningún planteo para discontinuarlo.

"Sería además una estafa para nuestros clientes si no le diéramos continuidad dado que han tenido un comportamiento adecuado y ahora cuando llega el momento de dar el premio, no dar el premio no sería adecuado desde el punto de vista comercial", señaló.

En diciembre del año pasado se realizó la cuarta edición de UTE Premia, que abarcó a alrededor de 1,2 millones de clientes, que se vieron beneficiados con una bonificación en la tarifa eléctrica de ese mes.

Más parques y exportación


Durante su presentación, titulada "El cambio de la matriz eléctrica en Uruguay y la previsión de inversiones", el presidente de UTE mostró el cronograma que seguirá la empresa, que muestra cómo la próxima "ola" de licitaciones de proyectos eólicos comenzará sobre 2023.

En relación a qué pasará hasta ese momento, Casaravilla enumeró a qué tareas se abocará UTE. "Tenemos bastante para divertirnos con las inversiones en transmisión, en distribución y la operación de todos los parques que hemos puesto en funcionamiento; aburridos no vamos a estar", expresó.
El jerarca añadió que la aparición de más emprendimientos eólicos dependerá de cómo se comporte la demanda. "Si evoluciona de acuerdo a las predicciones actuales, hasta esos años no va a ser necesario incorporar más energía eólica y solar", expresó.

También se refirió a la posible exportación de energía tanto a Argentina como a Brasil, que en abril había estimado podría llegar a US$ 30 millones. "Estamos analizando en este momento un ajuste de esa proyección en función de cómo han evolucionado los dos mercados", explicó. Por el momento, agregó, no hay ningún elemento que cambie "demasiado" el escenario que se había previsto meses atrás.

Parque eólico en Valentines

Casaravilla comentó acerca de la emisión que UTE realizará en el mercado de capitales local para el parque eólico Valentines. No brindó detalles por no contar con la autorización del Banco Central aún, pero dijo que está en proceso de construcción. "Cuando salgamos al mercado la gente va a poder ver el molino que está por comprar, eso es muy bueno para el desarrollo de la inversión", manifestó. El parque -con una capacidad de generación de 70 megawatts- demandará una inversión de US$ 150 millones. Cerca del 80% del paquete estará puesto en acciones a disponibilidad de los compradores, y UTE retendrá el 20% restante.