Cerró negociación en hoteles con críticas desde el gobierno

El ministro Murro cuestionó actitud de empresarios y trabajadores
Luego de una larga negociación en la que no hubo acuerdo entre empresarios y trabajadores, el sector de hoteles, restaurantes y bares cerró la renovación de su convenio colectivo, que estará basado en la propuesta presentada por el Poder Ejecutivo.

Las diferencias entre las partes determinaron que esta semana el Ministerio de Trabajo pusiera a votación una fórmula de ajuste que fue aprobada por mayoría con el Poder Ejecutivo votando junto al sector empresarial en las cinco mesas de negociación.

El convenio tendrá tres años de extensión con ajustes semestrales que se corresponden con el sector medio de los lineamientos dados por el gobierno 8,5%, 7,5% y 7% anual para cada uno de los tres años del convenio. Además, se establecen ajustes adicionales para quienes a julio del año percibían salarios "sumergidos" según la clasificación del gobierno.

Así los salarios menores a $ 13.200 nominales sumarán 1,75% adicional cada semestre y la segunda franja que va hasta los $ 15.400, 1,25%. Por su parte, los correctivos por inflación en caso de ser necesarios serán a los 24 y 36 meses. Ayer el gobierno criticó con dureza que no se hubiera llegado a un acuerdo tripartito y responsabilizó tanto a empresarios como a trabajadores. "El sector empresarial debe entender que no se puede cobrar

US$ 250 una habitación y pagar un salario de $ 12.000, como sucede en algunos casos", sostuvo el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, según Presidencia. También dijo que "los trabajadores debieron tener otra actitud ante una serie de beneficios (extra-salariales) que podrían haber logrado y que lamentablemente quedaron por el camino. Las dos partes debieron tener otra actitud y los que se perjudican son los trabajadores y sus familias", añadió el jerarca.

En relación al impacto que podría tener la inflación sobre los salarios con los actuales lineamientos que se toman como base para la negociación, Murro se limitó a decir que el gobierno "siempre está atento a los datos y proyecciones de la inflación".

"Los lineamientos salariales fueron acordados en el Consejo de Ministros y ese es el ámbito de discusión de los mismos", señaló Murro. Además, recordó que tienen flexibilidad y que además de subas salariales, los trabajadores han tenido partidas relacionadas a cuidados y capacitación.

Según dijo, le llama la atención "las críticas que se reciben de quienes durante años tuvieron impedida la negociación colectiva y por tanto sufrían la caída brutal de los salarios que se ajustaban por debajo de la inflación". Hoy el PIT-CNT reclama cambios en los correctivos y los porcentajes de ajustes nominales.

El director nacional de Trabajo, Juan Castillo dijo el martes a El Observador que el tema de la inflación "preocupa". Por eso la cartera de Trabajo solicitó informes técnicos para luego dar una discusión política respecto a si se deberían introducir modificaciones en los lineamientos.

Populares de la sección