Clientes de Sanabria pueden pedir concurso pero es difícil que cobren

Casi todos los bienes están hipotecados por acreedores bancarios
Por cuestiones formales, debido a que incumplió con lo que la ley obliga a presentar, la jueza de Concurso Sylvia Rodríguez rechazó el pedido de concurso voluntario presentado por Francisco Sanabria, titular de Camvirey SA (Cambio Nelson), informó FM Gente y confirmó El Observador.
De todos modos, especialistas en Derecho Comercial explicaron que los acreedores pueden pedir un "concurso necesario" con la finalidad de que la empresa sea liquidada y puedan cobrar.

Uno de ellos, profesor de Derecho Comercial afirmó que los clientes que tenían fondos y que eran posteriormente aplicados al pago de gastos de los propios depositantes como cuenta corriente, o los que dejaban depósitos por elevados montos con el fin de cobrar un interés superior al brindado por las entidades de intermediación financiera, son acreedores del mismo rango que los que lo utilizaban el cambio en operativas legales.

Aunque la operativa fuera ilegal, dado que la empresa les daba al momento de depositar el dinero un recibo a nombre de Camvirey, se los considera acreedores y en pie de igualdad para reclamar que a aquellos que utilizaban el cambio en el marco de la legalidad.

En caso de que pidieran el concurso –dado que el cambio fue clausurado definitivamente por el Banco Central–, lo que resultaría del trámite judicial es "la liquidacion de la masa activa" y por lo tanto, la venta del cambio parapagar las deudas. Todo ello dentro de los plazos de un concurso que puede llevar años. En el caso de Pluna, por ejmplo, el concurso llevó unos cinco años. Justamente por el tiempo que lleva el juicio y teniendo en cuenta que la mayoría de los bienes que se podrían utilizar para cobrar están hipotecados o puestos en garantía, abogados de los damnificados de Cambio Nelson dijeron a El Observador que resulta difícil que se pida el concurso.

Del escrito presentado por Sanabria para solicitar el concurso del tambo, surge que la mayoría de los bienes están hipotecados. Así se menciona que se pusieron a favor del Banco Santander ocho padrones del campo, en garantía por un préstamo de US$ 2 millones que pidió Sanabria en 2013. Pero a su vez se señala que el dinero de esa hipoteca Wilson Sanabria lo utilizó en parte para la construcción de feed lot, y otra parte "como capital de giro de Camvirey".

A su vez, todo el ganado está puesto a nombre de un fideicomiso del banco Santander para cubrir una cuota de capital que la familia tenía que abonar en setiembre de 2016. Todos los importes obtenidos por las ventas se imputan al repago del préstamo del banco.

El rechazo

A principios de marzo, y cuando ya se había ido del país, Sanabria presentó el concurso de Camvirey SA por medio del abogado Julio Soffer, con el objetivo de poder hacer frente a las deudas de los acreedores del Cambio Nelson, que según afirmó en el escrito ascienden a US$ 8,7 millones. Ante la justicia había propuesto pagar con una quita del 50% y en cuatro años.

Al mismo tiempo, presentó en un juzgado civil de Maldonado el concurso de Firosol, la empresa arrendadora de autos, y del tambo en Montevideo. Por la empresa Sucesores de Wilson Sanabria reconoció una deuda US$ 10,6 millones, que también ofreció pagar con una quita del 50%.
En el caso del concurso de Camvirey según la resolución a la que accedió El Observador, la jueza sostuvo que la ley concursal "exige el cumplimiento de requisitos formales sin los cuales no es posible amparar la pretensión movilizada".

La jueza alegó que Sanabria incumplió con lo estipulado en el artículo 7º de la ley de concursos ya que "se detectaron defectos" en la presentación del recurso.

Ese artículo fija los requisitos que deben presentarse en el concurso y entre ellos figuran la historia económica y jurídica de la empresa; si fuera una persona jurídica, se indicará el nombre y domicilio de los socios, asociados o accionistas de los que tenga constancia, de los administradores, liquidadores; inventario de bienes y derechos de los que sea titular a la fecha de solicitud del concurso.

Asimismo Sanabria debería haber presentado una relación de los acreedores por orden alfabético, indicando su nombre, número de Registro Único Tributario (RUT) o documento de identidad, estados contables, copia de los estatutos o del contrato social y de sus modificaciones y copia notarial de la resolución del órgano de administración, aprobando la presentación del concurso.

La ley determina que "en caso de omitirse la presentación de alguno de los recaudos establecidos precedentemente, el juez la rechazará de plano" el concurso. La decisión judicial es apelable por el deudor por lo que Sanabria podría apelar la decisión de la jueza Rodríguez.

Campanero y los recursos de Sanabria

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dijo que Francisco Sanabria fue enviado a la cárcel de Campanero en Lavalleja para evitar que "ponga sus recursos a disposición de presos o que los presos ejerzan presión para que les haga llegar recursos". En declaraciones que hizo a la prensa en la Torre Ejecutiva dijo que es una cárcel muy segura y que de entre tres cárceles se eligió esa para "separarlo de otro de los procesados, que fue a otra cárcel del interior con características similares".

Aporte de US$5.000 a campaña de Vázquez

Previo a la campaña electoral de 2014, Wilson Sanabria, padre de Francisco Sanabria, participó de un evento organizado por el Frente Amplio para recaudar fondos para la postulación del actual presidente de la República, Tabaré Vázquez. El exministro de Turismo, Héctor Lescano, indicó a El Observador que Sanabria padre aportó US$ 5.000 en tiques para "un almuerzo o cena". "El tema está absolutamente claro. No tiene nada que ver con lo que se está investigando en la Justicia", dijo Lescano.

Populares de la sección