Clima seco impulsaría recolección de soja en Argentina

En algunas áreas las buenas condiciones del tiempo llegaron tarde como para salvar cultivos


El ritmo de la recolección de soja argentina debería de acelerarse en junio gracias al tiempo seco previsto por los expertos, pero la mejora de las condiciones meteorológicas llegará demasiado tarde para salvar cultivos en áreas que aún reportan excesos hídricos tras las graves tormentas de abril.

La cosecha de soja en Argentina caerá de 60 millones de toneladas a menos de 56,5 millones.

Según se destacó en un informe de Reuters, varios millones de toneladas de la cosecha 2015/16 se han perdido por las lluvias que en abril anegaron cerca de la mitad del área agrícola y frenaron la recolección.

Los daños en la producción del tercer mayor exportador mundial de soja han impulsado a los precios internacionales.

Los pronósticos de cosecha han caído a entre 52 millones y 56,5 millones de toneladas, lejos de los 60 millones que se esperaban antes del temporal que se extendió durante gran parte de abril y que también generó graves daños en la calidad de soja, lo que podría golpear la exportación del grano sin procesar.

"El clima será mayormente seco durante junio en el principal cinturón agrícola, lo que será bueno para la recolección", dijo Anthony Deane, titular de la consultora Weather Wise Argentina.

"Es muy tarde para áreas del sur de las provincias de Entre Ríos, Santa Fe y Córdoba. La soja que todavía pueda sacarse de esas zonas será de muy baja calidad", agregó.

Los futuros de la harina de soja (de la que Argentina es el mayor proveedor a nivel global) han trepado casi 50% desde el final de marzo en Chicago, debido a las preocupaciones por las inundaciones en el país sudamericano.

Con más del 70% de la soja 2015/16 ya recolectada, se espera que los agricultores locales finalicen la cosecha en junio. Con más del 70% de la soja 2015/16 ya recolectada, se espera que los agricultores locales finalicen la cosecha en junio.

La semana pasada, el contrato de julio de la harina de soja marcó un máximo de US$ 419,8 por tonelada corta, el nivel más alto para un precio spot desde septiembre del 2014. Después, los precios han retrocedido levemente, hasta los cerca de US$ 400 del martes.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires recortó su cálculo de producción 2015/16 a 56 millones de toneladas, mientras que la Bolsa de Comercio de Rosario prevé una cosecha de 55 millones.

"El final anunciado (de la cosecha de soja) estará cercano a los 55,6 millones de toneladas", dijo Ernesto Ambrosetti, economista jefe de la Sociedad Rural Argentina, que representa a los productores más grandes.

"El problema va a ser capital de trabajo para la siembra de trigo, que ya comenzó, y la gruesa (soja y maíz 2016/17) en unos meses", añadió.