Codicen no sabe cuándo estarán prontos los liceos de Dolores

El presidente del Codicen tampoco dijo cuándo piensan reparar las aulas móviles que se deterioraron por filtraciones

El presidente del Codicen, Wilson Netto, llegó ayer hasta Dolores con el objetivo de dar respuestas a las inquietudes de los vecinos de la ciudad, que tras el tornado que sufrieron en abril se quedaron sin los dos liceos que funcionan en la localidad. Esas respuestas no llegaron ya que las autoridades no dieron fechas para que la situación –que afecta a 1.700 jóvenes– se normalice. Hoy los liceales tienen clase en 32 aulas móviles que se instalaron en junio y en las últimas semanas sufrieron filtraciones de agua.

Tras el tornado, el liceo Nº2 quedó en peligro de derrumbe e inutilizado, mientras que al liceo Nº 1 se le voló el techo.

Netto responsabilizó ayer a los medios de comunicación por "tergiversar" la situación en esa ciudad y acusó a una empresa de colocación de alarmas de perforar las aulas móviles –que en los hechos son contenedores adaptados– que han sufrido las filtraciones.

"Desde la educación, no podemos promover que se opine fácilmente, sin información. La comunidad está molesta por cómo algunos medios hicieron uso de sus declaraciones", dijo Netto al salir de la reunión que mantuvo con docentes del liceo Nº 1 y Nº 2 de Dolores.

El lunes El Observador informó que a casi siete meses del tornado las obras de reconstrucción de los liceos todavía no han comenzado, razón por la cual el liceo Nº 1 no podrá iniciar los cursos de 2017 en el edificio reparado como prometieron las autoridades de la ANEP en junio, cuando se inauguraron las aulas móviles. En la misma nota se dio cuenta de una declaración de la comisión de reconstrucción de los liceos, donde los profesores denuncian "las acciones insuficientes" de las autoridades ante sus reclamos. En este sentido, cuestionaron que el edificio del liceo Nº 1 no se hubiera techado, lo que estaba provocando la pérdida de "su invaluable acervo cultural". En conversación con El Observador, la profesora Milena Charvonnier enumeró las pérdidas: 30 mil ejemplares de la biblioteca, muebles de buena calidad, una pinacoteca, piezas arqueológicas y material de laboratorio.

La comisión también denunció que las aulas móviles se llueven y a algunas se les ha comenzado a levantar el piso.

"Irresponsabilidad"

Ante este último reclamo, Netto señaló a la empresa de colocación de alarmas que trabajó en la estructura de 32 aulas móviles. "Más del 90% de las filtraciones de agua en las aulas está provocada por la acción de un empresa" que intentó colocar alarmas de seguridad, dijo. "Con total irresponsabilidad, la empresa deterioró todo un proceso y un sellado llevado adelante por la dirección de obras", afirmó el jerarca y adelantó que la ANEP realizará una demanda.Sin embargo, no dio detalles ni fechas para solucionar ese desperfecto que afecta el dictado de clases, dijeron a El Observador profesores participantes de la reunión. Respecto a la reconstrucción del liceo Nº 1, anunció que las obras se realizarán en 2017. En tanto, el director de Infraestructura del Codicen, Mario Corrales se comprometió a techar la estructura antes de fin de año para que no se continúe estropeando el edificio y mobiliario.

En este sentido, Netto dio permiso a los profesores para que ingresen al edificio afectado y retiren el material educativo que hasta ahora permanece allí, sin resguardo. "Hasta ahora la orden era 'no se puede', ahora es 'sí se puede'", dijo un informante.

Sobre el liceo Nº 2 Netto explicó que de construir nuevamente el centro, se estarían afectando otras prioridades de obras que ANEP ya tiene previstas. El martes próximo, el consejero Javier Landoni viajará a Dolores para reunirse con los profesores y presentar el anteproyecto para el liceo Nº 1.


Proyecto demorado

Wilson Netto señaló que ANEP está trabajando en el anteproyecto del Liceo N° 1 de Dolores, que durante las semanas siguientes será discutido con la comunidad de esa ciudad. Explicó que las obras no comenzaron antes porque previo a todo se tuvo que limpiar el local, tarea que terminó hace un mes.

El director de Infraestructura del Codicen, Mario Corrales, dijo a El Observador que una vez terminada la limpieza, se realizó un relevamiento del estado del edificio, lo que supuso otro mes de trabajo. Corrales manifestó que antes de fin de año pretenden abrir el llamado a licitación, etapa que por lo general demora unos cuatro meses, pero que en este caso el organismo quiere hacer en "tiempo récord".


Populares de la sección