Colorados: atrapados en su interna

Vamos Uruguay hizo pesar su estructura para elegir secretario general
En su peor circunstancia histórica, el Partido Colorado, intenta moverse dentro del corset de su estructura orgánica donde Vamos Uruguay domina la interna, pese al difícil momento que atraviesa tras el paso al costado anunciado por Pedro Bordaberry.

Eso le permitió designar como nuevo secretario general del partido al diputado Adrián Peña que, al igual que su antecesor Germán Cardoso, también pertenece a Vamos Uruguay.

Con esa decisión descartó la posibilidad de darle vuelo a un dirigente del ala batllista o de afuera de la estructura partidaria.

Si bien el secretario general no necesariamente será el candidato que tendrá el partido en las próximas elecciones, quien esté al frente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) cobrará una visibilidad que antes no tenía. La carta orgánica colorada establece que el secretario general saldrá del seno del Comité Ejecutivo, por lo que las chances de cambiar su orientación eran mínimas salvo que se eligiera a un nuevo CEN.

Desde el ala batllista hubo un intento por cambiar a las actuales autoridades del CEN, se propuso que hubiera elecciones y que los nuevos jerarcas eligieran un secretario general que surgiera preferentemente de afuera de las estructuras sectoriales en competencia.

Esa posibilidad se le comentó a Bordaberry antes de que renunciara a presentarse como candidato en las próximas elecciones, dijeron a El Observador fuentes batllistas.

La propuesta no caminó y la corriente representada por legisladores como José Amorín, Tabaré Viera y Conrado Rodríguez, terminó apoyando al candidato que sugirió la mayoría.

Los colorados eligieron este miércoles como su nuevo conductor a un diputado de 41 años, que en el 2015 ingresó al Parlamento por primera vez y que es desconocido para la mayoría de los ciudadanos. Proviene de Canelones y tiene un negocio avícola en la zona de San Bautista.

Es de los legisladores más cercanos a Bordaberry, tan cercano que fue de los pocos en enterarse, antes de que se hiciera pública, de la decisión del senador de pasar a retiro una vez terminado el período parlamentario.
El anterior secretario general, el diputado por Maldonado Germán Cardoso –también de Vamos Uruguay–, renunció sorpresivamente y en su carta de despedida manejó conceptos acerca del perfil que debería tener su sucesor.

"Debe ser alguien con notoria neutralidad política que le permita representar a todo el Partido Colorado en su conjunto", opinó Cardoso

En filas coloradas, según consultas de El Observador, se llegó a pensar que el expresidente Julio María Sanguinetti (1985-1990 y 1995-2000) o el exvicepresidente, Luis Hierro López (2000-2005), podrían dar una mano desde un nuevo Comité Ejecutivo, pero eso no prosperó.

Ya con un nuevo secretario general, los sectores colorados piensan en candidaturas para las próximas elecciones nacionales.

Mientras Vamos Uruguay y los batllistas intentan reagruparse, surgen nuevos movimientos como el del diputado Fernando Amado o Los Principistas del exdiputado Anibal Gloodtdofsky.

Otros, miran para afuera y siguen de cerca los movimientos del economista Ernesto Talvi, el director académico del Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (Ceres), que recorre el país haciendo diagnósticos y aportando ideas sobre economía, seguridad y educación.

El expresidente Jorge Batlle había mencionado a Talvi como uno de los pingos que podría correr la carrera electoral pero, por ahora, el economista ha descartado tal posibilidad.

Tres ejes

Adrián Peña, el nuevo secretario general del partido, dijo a El Observador que trabajará para dinamizar al CEN colorado. Se propone descentralizar al partido para que tenga una actualización programática e impulsará una línea directa con los jóvenes.


Populares de la sección