Comer como un campeón olímpico

La Villa Olímpica alimenta a 18 mil personas todos los días y hay turnos de chefs las 24 horas, ¿cómo no sobrepasarse?
El comedor de una Villa Olímpica es espectacular, con comidas y panes de todo el mundo y abierto 24 horas", explicó a la agencia de noticias EFE Nieves Palacios, jefe del Servicio de Medicina, Endocrinología y Nutrición del Centro de Medicina del Deporte del Consejo Superior de Deportes, autora de un informe dirigido a deportistas sobre cómo comer correctamente en Río, que es extrapolable al común de los mortales.

Palacios, que ayudó a diseñar la oferta culinaria de la Villa Olímpica de Barcelona 92, apunta que puede ser tan tentador para los deportistas como un bufé libre para un turista, ya que, salvando las distancias, ofrecen "numerosas y variadas opciones de alimentos en grandes cantidades", lo que puede llevar a "comer más cantidad de la necesaria".

"Las tentaciones pueden provocar la ganancia de peso del deportista", les advierte Palacios. Aplicable a quienes llenan hasta límites que desafían la gravedad los platos y viajan sin descanso a las bandejas del bufé libre.

Los deportistas, que "tienen que convivir en la Villa Olímpica de tres a cuatro semanas" pueden "comer por aburrimiento" o por socializar, ya que "el comedor se convierte en el centro de reuniones, donde se favorece el consumo de alimentos", advierte el informe.

Durante los Juegos Olímpicos no todo es competición; por ello la doctora recomienda "mantenerse ocupado durante los períodos de menor actividad o cuando se está nervioso, evitando ir al comedor fuera de las horas de las comidas".

El único restaurante de la Villa Olímpica es McDonald's, patrocinador oficial de los Juegos, y no son pocos los deportistas que lo frecuentan.
"Si se come la hamburguesa sola sin pan ni papas fritas, con una ensalada, está bien", dice al respecto la especialista.

Sus consejos también abarcan los viajes: "Hay que tener especial cuidado con los tiempos de espera en los aeropuertos, en los que hay numerosos restaurantes y multitud de máquinas expendedoras de alimentos".

Aunque cada persona, deportista o no, tiene sus necesidades nutricionales, hay recomendaciones generales para todos: seguir una dieta equilibrada con verduras, frutas, legumbres, cereales, carnes magras y aceite de oliva virgen extra. Y eso no es necesariamente aburrido, dijo a EFE Joaquín Felipe, cocinero y triatleta aficionado.

"Utilizar vinagretas con vinagres de Jerez, de arroz o de sidra –apunta–, hierbas aromáticas como el cilantro o la albahaca, ajo, verduras y legumbres en las ensaladas o saber freír a la temperatura adecuada, sobre 160 grados, permite dar un poco más de alegría y sabor a las dietas estrictas".
Sean o no de campeones olímpicos.


Fuente: En base a EFE

Populares de la sección