Cómics no aptos para niños: La ola de los superhéroes +17

El éxito de Deadpool en las salas de todo el mundo confirma una nueva tendencia: se vienen los personajes de cómic "para mayores" y hasta el Río de la Plata tendrá una película que va en esa línea
Deadpool era una película que casi nadie quería hacer. Los guionistas y directores pasaban por las oficinas de los estudios de 20th Century Fox a ver de qué se trataba pero a nadie le convencía la idea de producir una película de superhéroes con calificación "R", lo que significa que la película es apta para mayores de 17 años. El filme requería un tratamiento de ese tipo para ser lo más fiel posible al cómic y nadie quería arriesgarse a perder dinero en la taquilla por culpa de la restricción de edad. Finalmente, la película se hizo y hoy, a una semana de estrenada en Montevideo, ya es un éxito: Deadpool ha colmado las salas de todo el mundo y recaudó US$ 256 millones en su primer fin de semana. Y todo esto lo consiguió sin abandonar los insultos, el humor negro y los asesinatos que definen a la historia del personaje.

El éxito en las salas del mercenario de Marvel podría abrir las puertas a que otros cómics con contenido no apto para niños, ya sea por la violencia en la historia u otros factores, sean adaptados sin temor a las restricciones de edad. Pero más allá de que esto signifique un punto de inflexión para este tipo de historias, Deadpool no es un pionero en la materia.

En 1998 se estrenaba Blade, protagonizada por Wesley Snipes, en la que se adaptaba de forma un tanto tangencial el cómic homónimo. La película fue restringida para menores de 17 años por la violencia que se veía en pantalla y algunas pocas referencias sexuales. Pese a que no fue bien recibida por la crítica, tuvo dos secuelas más: Blade II y Blade: Trinity, que continuaron en la línea de ser apta para mayores de 17 años.

Otro punto destacable en la adaptación de cómics fue la trilogía de Batman de Christopher Nolan, que más allá de que su clasificación era más permisiva –apta para mayores de 13– su visión fue más oscura y adulta que sus antecesoras. En este sentido, El caballero de la noche fue el punto clave al presentar uno de los villanos más fascinantes y complejos del cine: el Guasón de Heath Ledger.

Watchmen: Los vigilantes fue otro mojón del 9º arte que tuvo su adaptación al cine manteniendo los parámetros dentro de los que se movía la historia original. El cómic es considerado como uno de los mejores y, por más que las críticas se dividen al hablar de su adaptación a la pantalla grande, lo cierto es que la clasificación "R" le permitió explotar la violencia que contienen las viñetas originales al igual que retratar el momento que se estaba viviendo Estados Unidos durante la Guerra Fría y su convulsionada sociedad.

A esta lista se le pueden sumar las adaptaciones de los cómics de Kick Ass –con su correspondiente secuela– y su violenta historia de superhéroes sin superpoderes.

También en televisión

La relación entre Netflix y Marvel y su proyecto de llevar The Defenders a la televisión por streaming está generando nuevas adaptaciones destinadas a un público más adulto que las producciones recurrentes de Marvel. Hasta el momento, Netflix ha estrenado las series Jessica Jones y Daredevil, mientras que tanto Iron Fist como Luke Cage se encuentran en preproducción y seguramente tengan un tratamiento similar.

A diferencia de lo que sucede con las historias de Capitán América, Iron Man y compañía, las historias producidas por Marvel y emitidas por Netflix muestran la violencia de forma mucho más gráfica y lidian con argumentos más complejos y oscuros. Esto sucede sobre todo en Jessica Jones, que toca temás ásperos como el abuso sexual y el suicidio. La elección de este perfil ha sido una de las causas por la que estas dos series han logrado gran éxito entre los espectadores, que se encuentran a la espera de lo que puedan ofrecer las dos series complementarias y The Defenders, serie donde todos se reunirán para actuar en conjunto, en una suerte de Vengadores callejeros.

Futuras adaptaciones

El éxito de Deadpool y su particular estilo para luchar contra sus enemigos ha entusiasmado a aquellos productores y actores que han buscado adaptar cómics más adultos sin perder su esencia. Uno de ellos es Hugh Jackman, actor que ha encarnado a Wolverine en seis películas, quien tiene la idea de realizar una película de su personaje para mayores desde hace tiempo.

En agosto de este año se estrena en todo el mundo Suicide Squad, que trata sobre un grupo de villanos reclutados para hacer el bien por primera vez en sus vidas. Por lo que se ha visto en el trailer, la película continúa la línea de presentar héroes no convencionales en un ambiente oscuro y un tanto siniestro.

Por el momento, quienes corren con mayores posibilidades para seguir los pasos de Deadpool e hipotéticamente tener una película con clasificación para adultos son el grupo de mutantes de Fuerza X . Este grupo funciona como una fuerza especial dentro del universo de los X-men que utilizan métodos más violentos y radicales contra sus enemigos que el grupo original de mutantes. Simon Kingberg, productor de la última trilogía de X-men y Deadpool, explicó en una entrevista con la web Collider que la historia sería una buena base para adaptar en este formato.

Cazador uruguayo y argentino

Este hemisferio también será testigo de la adaptación de un justiciero no convencional. Se trata de Cazador, un cómic argentino creado por el uruguayo Jorge Lucas que retrata la idiosincrasia argentina de manera bastante fiel, según su creador.

Jorge Lucas, cuyo verdadero nombre es Jorge Luis Pereira, nació en Salto en 1963, pero en 1970 se mudó a Buenos Aires junto a su familia . Cazador vió la luz en 1990, cuando la revista Arkham publicó su primera historieta.

Por ese entonces, Lucas trabajaba en una oficina y escribía para otras revistas de cómics. La filmación de esta adaptación comenzará en julio de este año y su guión está escrito por el propio Lucas, que también se encargará de la propuesta estética de la película. Cazador es un cómic que posee mucho de incorrección política, insultos, humor negro y sangre, por lo que la fidelidad de la adaptación requiere necesariamente de una clasificación para adultos.



Populares de la sección

Acerca del autor