Comienza una zafra difícil de predecir

El clima fue adverso, pero la demanda de la exportación de ganado en pie es sostenida; considerando datos estadísticos, el precio promedio de los toros debería ubicarse entre US$ 2.650 y US$ 2.800
Si en algo coinciden los cabañeros y rematadores en la previa de la zafra de toros de 2016 es que esta no será como las anteriores. En los últimos años se comercializó un volumen importante de toros –más de 5.000– a precios que fueron muy superiores al promedio histórico de Uruguay. Ya en 2015 la colocación fue superior en volumen y algo inferior en precios, si se compara con la zafra de 2014.

El contexto este año está marcado por diferentes factores que hacen que haya algo más de cautela. Por un lado, está el clima. El año prácticamente no tuvo estaciones intermedias. El otoño prácticamente no existió, hubo volúmenes de lluvia históricamente altos y luego un prolongado invierno. Para algunos fue bastante frío y para otros no tanto, pero la combinación de las bajas temperaturas, lluvias y viento afectaron el estado corporal de los ganados, que posiblemente tarden algún tiempo en recuperarse y entrar en celo para el entore.

A eso se suman pronósticos de año Niña, con posibilidades de que llueva por debajo de lo normal en verano, y meteorólogos que aseguran que tampoco habrá estación intermedia al finalizar el año, por lo tanto se pasaría directamente del invierno al verano.

Gráfico_Promedios_Toros

Hay quienes afirman que los criadores compran toros recién cuando los pueden utilizar, así que si se demora la recuperación de las vacas es probable que la demanda se concentre en el final de la zafra. Ese es un dato a tener en cuenta para los que quieren realizar buenas inversiones, ya que pueden generarse importantes oportunidades de negocios en los primeros remates, que en teoría –considerando ese factor– será cuando haya menos demanda.

Otra característica de este año fueron las dificultades que se generaron en el período de siembra de las pasturas, hubo quienes sembraron temprano y perdieron la inversión por las lluvias, y quienes quisieron hacerlo en fecha pero les fue imposible. Muchos optaron por sembrar fuera de la fecha recomendada y recién ahora están realizando los primeros pastoreos, cuando a esta altura del año generalmente entran los segundos lotes a pastorear.

Como dato positivo están las cifras de la exportación de ganado en pie, con una demanda que sigue firme y esta vez no solo por los terneros sino también por las terneras. La actividad permite que no solo se sostengan los precios de los machos, con cotizaciones que no bajan de los US$ 2 por kilo, sino que ahora permitirán que se tonifiquen los precios de las hembras.

Gráfico_Promedio_Terneros_Setiembre

Según datos de la estadística de la zafra de toros 2015, elaborada por El Observador Agropecuario, el año pasado se vendieron 5.543 toros a US$ 2.866 de promedio. Hay quienes creen que los precios este año serán similares, y es probable que así sea, considerando que en 2015 el precio de un toro fue equivalente a 7,7 terneros, 9,9 terneras o a seis vacas de invernada.

Trasladando esas cifras a los números del actual mercado, un toro debería cotizar en promedio entre US$ 2.650 y US$ 2.800. Habrá que ver cómo se comporta la demanda para absorber la oferta que sale a las pistas.

Populares de la sección

Acerca del autor