¿Cómo reacciona un niño cuando sus padres se comen sus caramelos?

Un segmento del programa de Jimmy Kimmel recoge grabaciones caseras
El pasado lunes se celebró en todo el mundo la ya tradicional fiesta de Halloween. Esta celebración, conocida también como Noche de brujas, establece que los niños pueden disfrazarse y salir a pedir dulces y caramelos.

Este ritual se conoce como "dulce o travesura" o el "dulce o truco" ("trick-or-treat" en inglés). La tradición -completamente mediatizada- proviene de una leyenda céltica que cuenta que durante esa noche los espíritus eran libres de vagar por la tierra de los humanos. Cuando una persona se encontraba con uno de estos seres, la única manera de evitar que le hicieran daño era haciendo un trato en el que el humano le pagaba una recompensa a cambio de su seguridad. Hoy, la leyenda mutó y los niños juegan a ser esos espíritus que piden golosinas, si el vecino se niega, estos pueden gastarle una broma.

Cada 1° de noviembre, el día después a la juntada de caramelos, el programa del comediante estadounidense Jimmy Kimmel realiza un compilado de videos en los que padres le confiesan a sus hijos, en broma, haberse comido todos los dulces que juntaron durante la noche de Halloween. Las reacciones de los pequeños se inclinan más que nada para la rabia, pero muchos se mantienen tranquilos y dicen perdonar a sus padres.

El video, publicado el martes en el canal oficial de YouTube del programa, ya superó las cinco millones de reproducciones.

Además del compilado, este año Kimmel se animó a replicar la broma del segmento en su propia casa y mostró un video en el que le dice a su pequeña hija haberse comido todos los caramelos de Halloween a la vez que le muestra la caja, con la que la niña juntó las golosinas, completamente vacía.

jimmy kimmel hija halloween