Con inversiones millonarias emerge el turismo náutico

Un puerto en Atlántida es solo una de las inversiones que el Ministerio de Transporte y Obras Públicas y el de Turismo planean para continuar apostando a esta exclusiva categoría
Un puerto abarrotado de yates que flotan en el mar bajo el sol del verano. Además de ser la postal característica del Uruguay en su temporada estival, es la representación gráfica del turismo náutico, el –relativamente– nuevo tesoro que el Ministerio de Transporte apuesta a construir y el de Turismo a promocionar. Visitantes de todo el mundo y especialmente de la región se acercan a disfrutar del verano en sus embarcaciones y algunos eligen vivir varios meses a bordo.

Según la Dirección de Hidrografía, encargada de la administración de puertos deportivos del país, si no hay sorpresas la temporada 2016 tendrá una expansión de 25% en turismo náutico respecto a su predecesora. Estimaciones de esa dirección aseguran que en 2015 se vendieron 137.144 amarras en todo el país, 50 mil más que en 2002.

El costo de la amarra, sin luz ni agua potable por día, es tan variable que oscila entre los US$ 120 en Punta del Este, el destino más costoso, y los US$ 15 en Villa Soriano, el más económico.

El Plan Nacional de Turismo Náutico se encarga de marcar el rumbo de las políticas en lo que se refiere a turismo náutico. El plan fue elaborado por el Ministerio de Turismo y el BID en el marco del Programa de Apoyo al Sector Turístico en junio de 2011. "Es un tema nuevo a nivel ministerial", apuntó el coordinador del programa, Cristian Pos, a Café & Negocios. En los hechos, el organismo no posee datos en referencia a cuántos turistas llegan por este concepto al país ni las divisas que dejan en el territorio nacional. Cristian Pos aseguró en ese sentido que "el turismo náutico aún no se está midiendo como una categoría particular".

Las inversiones para llevar adelante el plan son realizadas en parte por el Ministerio de Turismo y en mayor medida por la Dirección de Hidrografía, que depende exclusivamente del Ministerio de Transporte y Obras Públicas-MTOP. "Se invierte a razón de US$ 10 millones al año en infraestructura para propiciar el turismo náutico", señaló el encargado de despacho de la Dirección Nacional de Hidrografía, Carlos Colom.

La mitad de nautas que pasean por las costas esteñas son de nacionalidad argentina, otro 40% es de nacionalidad uruguaya y el 10% es "extrarregión".

Cuestión de prioridades

La infraestructura y la promoción no siempre van de la mano en lo que refiere a turismo náutico. El Ministerio de Turismo apuesta a vender destinos alternativos a los tradicionales en una propuesta de marketing que denominan "El corredor de los pájaros pintados", y que abarca "el corredor del río Uruguay y destinos asociados en los departamentos de Artigas, Rivera, Salto, Paysandú, Río Negro y Soriano", indicó el coordinador del programa, Cristian Pos.

Uno de los ejemplos de inversiones en la materia en los últimos años en esta zona es el puerto de Villa Soriano, cuyo muelle se adaptó tanto para los pescadores como para los nautas. "Nosotros invertimos en una estación fluvial donde se concentran todos los servicios que se les da a los turistas", aseguró Pos. La inversión en Villa Soriano fue de más de US$ 400 mil en el caso del Ministerio de Turismo y el de Transporte invirtió unos US$ 5 millones.

"Vamos a tener finalizada la estación de Nuevo Berlín, el centro de visitantes y estación de Monte del Queguay, el centro de visitantes de la meseta de Artigas y dos intervenciones –una en Belén y otra en Villa Constitución–, más la estación fluvial de Bella Unión", apuntó Pos. Esas iniciativas tendrán que estar culminadas a marzo de 2017 cuando concluye el programa que invierte en su totalidad US$ 6,25 millones.

"El Santa Lucía, el río Negro, el río Uruguay son prioridad en la promoción del turismo náutico pero no lo es para el MTOP", señaló Colom.

Más allá de las obras puntuales de infraestructura que se han realizado en los diferentes puertos de las zonas que bordean el río Uruguay, el MTOP apunta a reconstruir los existentes y a crear nuevos polos de turismo náutico en la costa.

"Desarrollar alternativas en Colonia y realizar un puerto en Atlántida, eso es prioridad", afirmó Colom en la Dirección de Hidrografía.

El nuevo puerto que el Ministerio de Transporte piensa en Atlántida es una "obra grande que llevaría varias veces" la cifra ejecutada por año. Es por eso que se está "buscando cómo hacerlo", indicó Colom. Una alternativa para llevarlo a cabo podría ser la participación privada. Según las primeras estimaciones ministeriales, la obra costaría en el entorno de los US$ 40 millones.

"Ya hubo algunas iniciativas que no se concretaron, entonces estamos trabajando. Para nosotros es un tema muy importante que la Costa de Oro en Canelones resuelva el tema del puerto y nos parece que sería una gran contribución al desarrollo del turismo, hay condiciones para hacerlo, tenemos que ver cómo resolvemos su costo", destacó, con el aval de Rossi, el ingeniero Colom.

Los más navegados

Según datos del Ministerio de Turismo, Montevideo continuó siendo el destino más visitado por los turistas en 2015 con 935 mil visitantes. El puerto del Buceo, en donde se enclava el Yacht Club, es su gran exponente en turismo náutico.

"Nosotros recibimos turismo náutico deportivo desde 1938", indicó el comodoro del Yacht Club, Gustavo Coll al referirse al Puerto del Buceo, al que define como "su casa".

Luego de las reformas que incluyeron el dragado para permitir embarcaciones de mayor calado, el puerto del Buceo se aprontó para recibir a los navegantes.

Con la ayuda del MTOP y el financiamiento del Banco República, el Yacht Club realizó un proyecto de dragado que abarcó el 30% del puerto y efectuó una ampliación con marinas flotantes, de manera tal de tener alrededor de 100 metros más de marina flotante. El proyecto requirió de alrededor de US$ 900 mil y permitió ampliar la cantidad de amarras y recibir barcos de mayor calado además de poder reanudar las regatas internacionales, un aspecto fundamental para el club que impulsa el yachting a nivel nacional.

Este proyecto se distancia absolutamente del presentado por Corporación América en 2012, que pretendía realizar una renovación de infraestructura y un fuerte cambio a nivel inmobiliario en la zona.
Esa iniciativa se encuentra hoy en día bajo estudio por la Comisión del Patrimonio debido a que parte de la construcción planeada se encontraba sobre la rambla de Montevideo.

"Nosotros somos uruguayos, no somos argentinos ni extranjeros. Presentamos lo que necesitábamos pero atrás vino un negocio. Ellos buscan tasa de retorno para un inversor mientras que nosotros no tenemos fines de lucro. Nuestro retorno es la promoción de la vela en Uruguay", destacó Coll.

El comodoro del Yacht Club recuerda con emoción la primera vez que navegó con tan solo 7 años y asegura que para él navegar es un estilo de vida.

"Este es un modo de vivir, yo estoy en Punta del Este con mi familia en mi barco y salimos a navegar todos los días", apuntó el especialista en yachting, que aseguró, por su propia experiencia, que en Punta del Este las amarras no estaban colmadas como en años anteriores.

Por el contrario, el jefe de puerto de Punta del Este, Carlos Ferreira, aseguró que la temporada en curso es muy buena y que cuenta con 95% de ocupación de sus amarras y 100% ocupación de su guardería portuaria.

El jefe de puerto apuntó que, en los últimos ocho años, la Dirección Nacional de Hidrografía ha invertido más de US$ 30 millones en infraestructura portuaria en el Puerto de Punta del Este.

"Quizá el sector de guardería y explanada es el que ha quedado relegado y es necesario adecuar y calificarlos para ofrecer mejores servicios", aseguró el presidente del puerto que en temporada baja reduce su ocupación al 50% de su capacidad.

Por su parte, en la Dirección de Hidrografía, Colom sostuvo que "es momento de comenzar a pensar en una nueva terminal en Punta del Este".

Por su parte, el puerto de Piriápolis se encuentra en obra de ampliación. Allí se incorporarán 106 amarras nuevas con sus servicios correspondientes, se construirá un muelle multipropósito, un nuevo muelle bajo y tres marinas. La inversión del MTOP de US$ 10 millones en esta obra permitirá aumentar el número de amarras a 224.

La Dirección Nacional de Hidrografía también tiene planes para Colonia y espera ampliar la cantidad de amarras del puerto. El proyecto deberá ser aprobado por la Comisión Nacional de Patrimonio Cultural.

Desde el MTOP aseguran que llegan alrededor de tres personas por embarcación y que "dinamizan" el turismo por su alto nivel adquisitivo a pesar de que, por lo general, se hospedan en sus yates y no en hoteles.

Hogar, dulce yate

Bermúdez Náutica es uno de los principales comerciantes de embarcaciones en el país. Aunque la mayoría de las ventas son por accesorios, Álvaro Bermúdez, su propietario, vende distintos tipos de barcos. Su zafra se sitúa entre setiembre y diciembre, que es cuando los navegantes "no tienen tiempo para perder y deben resolver si van a cambiar de barco", indicó el empresario.

En su catálogo hay lanchas desde US$ 10 mil a cruceros de US$ 400 mil que pueden ser nuevos o usados. El usuario se puede hospedar en ellos pero la comodidad –que "va desde prácticamente una carpa hasta un apartamento flotante"– es la gran variable que determina su precio. El mantenimiento cuesta, en promedio, US$ 10 mil al año.

Populares de la sección

Acerca del autor