Consejos para que Paso de los Toros aproveche la llegada de la pastera

Fray Bentos y Conchillas saben lo que es vivir el boom de este emprendimiento
Miguel Noguez / Juan Marra

¿Un consejo para Pasos de los Toros? "Si se aprontan le van a sacar mucho más provecho. Que ya vayan pensando en cosas comunes. Por ejemplo, si tiene un almacén prevea aumentar la carga de UTE porque después va a tener que poner cuatro o cinco freezer más", respondió Nelson Rosas, presidente de la Asociación Comercial de Río Negro.

Fray Bentos y Conchillas tienen una maestría en megaproyectos. Las dos ciudades vivieron pequeñas revoluciones de las que aprendieron hasta volverse expertos: tanto de los aciertos como de los errores. Y en función de ellos pueden ayudar a los isabelinos.

La llegada de la industria de la celulosa trajo consigo las dos mayores inversiones individuales realizadas en Uruguay en algo más de 10 años. La planta de la ex Botnia (hoy UPM) en Fray Bentos llegó primero. Luego fue Montes del Plata en Conchillas. Ambas implicaron un cambio sustantivo para dos zonas del país que pasaron a ocupar lugares relevantes en el mapa productivo.

Ahora la posibilidad cada vez más firme de que el centro del país se quede con la tercera planta de celulosa y reciba la inversión privada más grande de la historia
(US$ 4.000 millones) ha trasladado la expectativa a Paso de los Toros.

La ciudad de Tacuarembó, que tiene unos 15 mil habitantes, puede nutrirse con lo aprendido por Río Negro y Colonia.

Cómo viven hoy

La experiencia de UPM en Fray Bentos

El ritmo de vida en Conchillas volvió a la tranquilidad que tuvo siempre y el movimiento en sus cuatro cuadras céntricas no refleja para nada que a unos pocos kilómetros funciona una de las industrias con mayor porte en el país. El pueblo mantiene su esencia y el silencio reina a cualquier hora del día. La amabilidad de los lugareños y la pulcritud de sus espacios públicos llama la atención para quienes llegan de otra parte. Las colas para comprar en la panadería y los almacenes luego de las 6 de la tarde también ya son parte de la historia.

En Fray Bentos alguna vez se pensó que la ciudad llegaría a 40 mil habitantes, pero la realidad echó por tierra esa idea. La capital de Río Negro convive con 27 mil habitantes y el movimiento en sus calles no difiere en demasía al de otras localidades con poblaciones similares. Encontrar lugar para cenar, almorzar u hospedarse es fácil, y en la zona del centro sobresalen un par de cadenas de supermercados que llegaron durante la instalación de la planta y hoy se mantienen abiertas.

Los pocos kilómetros que separan a la planta de la ciudad se recorren con fluidez. Allí trabajan de forma directa unas 500 personas que en su mayoría residen en Fray Bentos, y que perciben salarios superiores a los del sector público y a la media del comercio local. En tiempo de obras la moto era por excelencia el medio de transporte utilizado hacia el lugar, pero hoy en el estacionamiento del complejo se destaca la amplia variedad de automóviles.

Las expectativas

Como en tantos ámbitos, la evaluación que se haga de los procesos de cada ciudad dependerá de las expectativas de las que se parte.

La construcción de la fábrica y la posterior puesta en funcionamiento son dos etapas que deben leerse por separado, según se empeñan en aclarar distintos actores sociales de Fray Bentos y Conchillas consultados por El Observador.

A seguir por la experiencia de las primeras dos grandes pasteras, mientras dure la construcción de la tercera planta será la época del "boom" para Paso de los Toros, con la llegada de cientos de obreros que multiplicarán la demanda por todo tipo de servicios.

Cuando la pastera esté terminada y empiece a operar, los obreros llegados abandonarán la ciudad y los locales volverán a las tareas anteriores. Por otra parte, se crearán nuevos empleos, tanto directos como indirectos, que también dinamizarán la actividad en el centro del país, pero en niveles más mesurados. De ahí la importancia de que las expectativas sean "medidas".

Prepararse con tiempo

"Hay que pensar que son dos o tres años de trabajo. Se parte de 0, se va a 25 y después va a quedar en 8, para graficarlo. Nosotros, como pueblerinos, nunca lo habíamos visto. A ellos (por Paso de los Toros) les va a pasar lo mismo", dijo Rosas, que se dedica a los negocios inmobiliarios. Según su visión, resulta clave prepararse para "sacar el mayor provecho" en ese tiempo limitado.

La actividad comercial e inmobiliaria dejó experiencias variadas. En Fray Bentos el problema habitacional que se generó es un buen ejemplo de una ciudad que no estaba preparada para recibir entre 3.000 y 4.000 obreros foráneos.

La capital de Río Negro se encontró con una oferta inmobiliaria que no estaba a la altura de lo que se necesitaba. Rosas recuerda casos en que los mismos operadores inmobiliarios tuvieron que encargarse sobre la marcha de acondicionar las viviendas para que se pudieran alquilar. "Como no hay movimiento comercial, la gente se va desestimulando y no arregla las casas, no las amplía y las alquila como están. En ese caso va a haber una gran demanda y hay que tratar de ampliar y mejorar la oferta", dijo.

En el caso de Conchillas, la falta de habitaciones también se hizo sentir, pero en menor magnitud porque el alojamiento se concentró en ciudades aledañas como Colonia, Carmelo y Juan Lacaze. Aunque quienes se prepararon sacaron rédito de los altos precios que se pagaban. "Hubo gente que hasta se fue a vivir a otro lado o hizo una cocina y un cuarto, y alquiló la casa del frente", recuerda la secretaria de la Junta Local de Conchillas, Carmen Guerrero.

La dimensión de la apuesta

La experiencia de Montes del Plata en Conchillas

En esa pequeña localidad de Colonia los testimonios difieren respecto a los cambios que se esperaban con la llegada de Montes del Plata. Algunos sabían que la tranquilidad habitual tarde o temprano iba a volver. Guerrero destaca que la mayoría de los jóvenes de la zona quedó trabajando en la planta o en empresas tercerizadas e incluso hubo vecinos que pudieron comprar casa y auto durante el pico de actividad.

Alberto Raffo es otro lugareño de la zona del puerto en Conchillas, que decidió invertir en un complejo de cabañas y un restaurante convencido del potencial turístico de la zona. Por eso cree que todo lo que apunte a ese rubro en Paso de los Toros a la larga tendrá resultados.

Pero también tiene presente el caso de un vecino que se "ilusionó" y que construyó un restaurante para 300 comensales sobre la ruta. "Lo tuvo que cerrar porque no le funcionó. Es cuestión de pensar. Si Montes del Plata tiene un comedor es difícil que vengan 300 personas por día", afirmó. También puso otro ejemplo: "El almacenero que llegó a vender $ 30.000 por día ahora vende de nuevo $ 3.000 (...) Por el hecho que esté la planta, no va a llover el trabajo".

Comunidad involucrada

El hoy intendente de Río Negro, Óscar Terzaghi, siguió de cerca el proceso de construcción de la planta de UPM en Fray Bentos cuando era parte de la oposición política por el Frente Amplio.

Desde su punto de vista, uno de los mayores aprendizajes que ha dejado la instalación del emprendimiento es la necesidad de contar con la participación del conjunto de la sociedad civil.

Para el jerarca, el hecho que la instalación de la ex Botnia llegara a dirimirse en la Corte de La Haya –por el conflicto que se desató con Argentina–, también obligó a que el Estado, a través de la Dirección Nacional de Medio Ambiente, generara nuevas capacidades de control ambiental que hoy "garantizan" cualquier iniciativa industrial.

Mano de obra local

La importancia de generar condiciones para emplear mano de obra local como prioridad es otro aprendizaje que ha planteado la experiencia de la celulosa en el litoral y el sur.

En el caso de Fray Bentos de forma progresiva se han desarrollado distintos planes de capacitación que hoy permiten a UPM nutrirse con personal de la zona. La reciente instalación de la Universidad Tecnológica, sumado a un polo tecnológico de UTU, es una nueva herramienta que la comunidad de Río Negro visualiza de suma utilidad, para que tanto el departamento como la región puedan estar a la altura y así dar respuesta a la demanda de emprendimientos que requieren el manejo de alta tecnología.

Experiencia que sirvió

Escuchar a los que vivieron una experiencia similar a Conchillas le sirvió en algunos puntos. Allí, subrayan como experiencia positiva las políticas que se hicieron para prevenir la prostitución. Gianela Fontes, de la Comisión de Amigos de esa localidad, explicó que "prácticamente no existió" esa problemática porque "se previno mucho" con campañas de concientización del Ministerio de Salud Pública. A eso se sumaron más controles en la vía pública, en whiskerías y en otros locales nocturnos.

En 2011, el gobierno advirtió el riesgo de que la instalación de una megaplanta de celulosa en Colonia diera lugar a casos de prostitución de menores en los alrededores del emprendimiento, como antes había ocurrido en Fray Bentos. En la ruta de camino a la planta de celulosa finlandesa en Río Negro aumentó el comercio sexual, en general de mujeres mayores de edad, pero también de menores.

Una falla para no repetir

La falta de infraestructura vial fue para Conchillas un dolor de cabeza durante buena parte de la fase de construcción de la planta. Un ejemplo, como no se contaba con una vía alternativa de ingreso al obrador, los camiones, la maquinaria y el equipamiento se canalizaba por el medio del pueblo.

"El pueblo no estaba preparado. Todo vino de golpe (...) Nos avisaban que iban a cortar la corriente (eléctrica) porque iban a pasar esos camiones gigantes con tanques, con calderas", recuerda Guerrero. El tema se solucionó después con la extensión de la ruta 55, que permite a los camiones que circulan con destino a la fábrica evitar pasar por el poblado, en el que hoy habitan poco más de 400 personas. Ahora, para Paso de los Toros, que el Estado se haga cargo de las obras de infraestructura necesarias es una condición imprescindible que pone la empresa para confirmar la inversión.

7.000 empleos generó UPM en 2015 aproximadamente en toda la cadena de valor que integra (0,4% del empleo del país). Eso implica una masa salarial de US$ 183 millones

700 personas trabajan directamente para Montes del Plata, distribuidas en 11 departamentos. Se estima que en toda la cadena productiva participan unas 5.000 personas

8.000 puestos se estima que generará la tercera planta de celulosa. La fábrica se espera que produzca unos 2 millones de toneladas anuales


Populares de la sección