Convenio permite traer alemanes jubilados para capacitar empresas

El cuardo fue firmado ayer por el intentente Orsi y está en vigencia para las empresas de Canelones

La Intendencia Municipal de Canelones y la Cámara de Comercio e Industria Uruguayo-Alemana firmaron ayer un convenio para poner en marcha un programa de capacitación a empresas de ese departamento, realizado por jubilados alemanes. La promoción del Senior Experten Service consiste en la contratación de profesionales de ese país europeo ya retirados, para que aporten sus conocimientos y formas de trabajo a empresas canarias. Así, desde una panadería hasta una metalúrgica de gran porte podrían tener a su disposición a una persona con trayectoria para ampliar o mejorar sus servicios.

El intercambio no tiene costo para la intendencia, ya que del salario a los jubilados se encarga la contraparte alemana. Las empresas beneficiarias del convenio, en tanto, deberán hacerse cargo de los costos de estadía y manutención (traslados y comida) de los jubilados. En caso de no poder hacer frente a ello, se abrió una linea de crédito en el Banco República (BROU) especial.

Según dijo a El Observador el director general de la Agencia de Promoción a la Inversión de la Intendencia de Canelones, Julio Filippini, hay 12 mil jubilados en Alemania que forman parte de ese programa. Para que las empresas canarias interesadas puedan contar con sus servicios, deben hacer la solicitud a la agencia. Luego reciben un listado de cinco postulantes, y deben elegir a uno. De la firma del convenio participó el intendente municipal, Yamandú Orsi.

El tiempo del intercambio por cada jubilado alemán será de dos meses, con opción a prórrogas hasta seis meses. Los jubilados tienen un promedio de 62 años y entre 30 y 40 de experiencia profesional. En Uruguay ya se han realizado 35 experiencias en diferentes rubros, desde veterinarias a fábricas de muebles

Filippini explicó que por ejemplo una panadería podría recibir durante dos meses a un panadero jubilado alemán para aprender a hacer pan tradicional o productos típicos de ese país en Uruguay, como forma de ampliar o mejorar su oferta. De la misma forma, también una empresa metalúrgica podría recibir la capacitación de un jubilado alemán en el manejo logístico, o bien otro ayudar al manejo de residuos sanitarios a una empresa que lo necesite. También pueden recibir capacitación empresas de otros rubros como seguridad y agropecuario, por ejemplo.

La experiencia por parte de Canelones fue tomada de Porto Alegre (Brasil). Autoridades de la comuna observaron la metodología y procuraron un convenio con instituciones alemanas apostadas en Uruguay.

El próximo jueves 11 de agosto habrá una actividad de difusión para empresas a cargo de la comuna, que se realizará en el shopping Costa Urbana.

Jubilados uruguayos

En 2011 el gobierno de Mujica identificó que en algunos sectores de actividad como la construcción se necesitaba personal calificado y existía falta de capacitación. Entonces, entre otras medidas impulsó un proyecto de ley –que se aprobó luego y está vigente hasta hoy- para establecer un mecanismo por el cual jubilados de distintas ramas puedan capacitar operarios.

El modelo que impulsó el gobierno apuntaba a lograr que jóvenes vean a los jubilados de cada rubro como una referencia y aprendan directamente con ellos.

El director nacional de Empleo, Eduado Pereira, dijo ayer a El Observador que la experiencia no tuvo mucho éxito. "Tuvo bajo nivel de aceptación", confesó el jerarca. Se trató de una respuesta a esa coyuntura. En 2011 la actividad económica del país era otra y la demanda de mano de obra calificada era más alta. "Fue una cosa puntual y tuvo un impacto relativo", comentó Pereira.


Populares de la sección