Corea del Norte amenaza a EEUU con "ataque nuclear indiscriminado"

Corea del Sur y EEUU realizan sus ejercicios militares conjuntos, ante el rechazo de Corea del Norte

La tensión en la península coreana aumentó este lunes con el inicio de las mayores maniobras militares hasta el momento de Corea del Sur y Estados Unidos, que han movilizado a miles de tropas, ahora bajo la amenaza de un "ataque preventivo" de respuesta de Corea del Norte.

EEUU y Corea del Sur suelen realizar ejercicios militares conjuntos todos los años. Esta vez, vienen precedidos de un aumento de las tensiones con Corea del Norte, que lanzó misiles y Seúl lo consideró amedrentador.

El objetivo de estos entrenamientos anuales es coordinar la defensa ante un eventual conflicto con el poderoso Ejército Popular de Kim Jong-un. En esta edición participan más de 17.000 efectivos militares estadounidenses -el mayor número en la historia- y 300.000 surcoreanos. Las maniobras se prolongarán hasta fines de abril. Serán las de mayor escala hasta el momento, tanto en personal como en equipamiento, ya que los aliados buscan enviar un mensaje contundente a Corea del Norte tras sus recientes ensayos nuclear y de misiles.

Seúl y Washington practicarán tácticas de combate conjuntas no ensayadas hasta el momento y realizarán el polémico ejercicio OPLAN 5015, que simula la inutilización de las armas de destrucción masiva del enemigo y la preparación de las tropas para un ataque preventivo.

En su respuesta al inicio de las maniobras, transmitida por los medios estatales, Corea del Norte aludió al OPLAN 5015 al argumentar que Corea del Sur y Estados Unidos buscan iniciar una guerra para "derrocar" a su Gobierno y "destruir el sistema social" del país.

El régimen de Kim Jong-un aseguró que "el Ejército Popular ejecutará actos militares preventivos de neutralización que podrían asestar golpes mortíferos y sin piedad al enemigo", según un comunicado suscrito por la Comisión Nacional de Defensa.

El más alto órgano rector militar norcoreano también amenazó con dirigir "un ataque nuclear indiscriminado" contra Estados Unidos y sus aliados, cuyas bases prometió "reducir a mares de llamas y cenizas" en un instante y "con solo pulsar un botón".

De poco sirvió que las fuerzas de EEUU en Corea del Sur comunicaran a Pyongyang la naturaleza defensiva y "no provocadora" de sus maniobras.

Mientras, el ministro de Defensa de Corea del Sur, Moon Sang-gyun, advirtió de que Seúl contestará "con decisión y sin piedad" ante cualquier tipo de "provocaciones" e instó al país vecino a "detener sus insolencias, comentarios y acciones autodestructivas".


Fuente: EFE

Populares de la sección