Corea del Norte libera a un ciudadano estadounidense en coma, según EE.UU.

Otto Warmbier había sido detenido 18 meses atrás por intentar robar un cuadro de un hotel en Pyongyang, según el gobierno de Kim Jong-un

El estudiante estadounidense Otto Warmbier, de 22 años, fue liberado en Corea del Norte donde había sido sentenciado a 15 años de trabajos forzados, dijeron el martes autoridades estadounidenses.

El vocero del Departamento de Estado, Heather Nauert, confirmó un mensaje del senador de Estados Unidos Rob Portman anunciando la liberación del joven, 18 meses después de ser detenido.

Según su familia, Warmbier se encuentra en coma, por lo que fue evacuado con ayuda médica. Llevaba más de un año en este estado en el que entró poco después de su última aparición en público, durante su juicio en Pyongyang en marzo de 2016, según informó su familia al diario The Washington Post.

El titular de Exteriores estadounidense no quiso hacer comentarios sobre el "estado" de Warmbier "por respeto a su familia" y evitó, por tanto, confirmar que se encuentra en coma.

Durante ese juicio, el joven estadounidense, que había entrado como turista a Corea del Norte, fue condenado a 15 años de trabajos forzados por intentar sustraer un cartel de propaganda política del hotel en el que se hospedaba en Pyongyang, lo que el régimen norcoreano consideró un "acto hostil" contra el Estado.

"Nuestro hijo está volviendo a casa", dijo hoy el padre del joven, Fred Warmbier, al Post.

No está claro por qué el joven se encuentra en coma, aunque su familia dice que la explicación que ha recibido es que, poco después de su juicio, Warmbier sufrió un brote de botulismo y le dieron una pastilla para dormir, y no volvió a despertarse.

"Por ahora, estamos tratando (el coma) como si fuera un accidente. Lo importante es que esta noche vamos a ver a nuestro hijo Otto", afirmó su padre al Post.

El joven ha sido evacuado con la ayuda de aviones de una base militar estadounidense en Sapporo (Japón) y se encuentra de camino a su hogar en Cincinatti (Ohio, EE.UU.), adonde se espera que llegue esta noche, de acuerdo con el diario.

Su liberación coincidió con la visita a Corea del Norte del exjugador de la NBA Dennis Rodman, quien aboga por "abrir la puerta" para el diálogo con este país y tiene una relación de "amistad" con el líder Kim Jong-un, aunque no hay señales, de momento, de que su viaje tuviera algo que ver con el caso de Warmbier.

Tillerson subrayó que el gobierno estadounidense "sigue manteniendo discusiones con Corea del Norte respecto a otros tres ciudadanos estadounidenses que están detenidos" en el país, dos de ellos retenidos apenas desde abril y mayo.

La situación en la península de Corea atraviesa un momento delicado por los insistentes ensayos armamentísticos de Pyongyang y por el aumento de la retórica militarista con la que ha respondido Washington tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.


Fuente: Agencias

Populares de la sección