Crear mundos para chicos

La narración oral sigue siendo una herramienta clave para fomentar la literatura en los niños
La acción de contar cuentos es tan antigua como la historia misma. Casi desde la prehistoria, la narración oral ha ejercido una poderosa atracción en las personas, ya sea por el ambiente mágico que se crea al escuchar una historia o por su función didáctica y lúdica. En los niños, la atracción parece ser mayor y resulta lógico: la infancia es un período de la vida en la que se absorben toda clase de conocimientos y experiencias, así como se desarrolla una curiosidad por conocer el mundo que rodea al niño. En ese sentido, la narración oral cumple un rol fundamental, según aseguran los expertos.

"Lo que hacemos nosotros con los cuentos es provocar que el niño o el joven, luego de escuchar la historia, sienta la necesidad de ir al libro, de leer más. El objetivo, entonces, es promover la lectura, otras culturas, desarrollar la imaginación y estar con el otro, por que contar se trata de eso: "estar con". Yo no cuento para los niños, yo cuento con los niños", explicó Niré Collazo, una de las cuentacuentos más experimentadas del país.

Collazo es la directora de Caza Cuentos en el Solís, una organización que ya lleva trece años en Montevideo formando nuevas generaciones de narradores orales. Allí se dictan clases, se organizan veladas de cuentos, concurren a las escuelas y también participan de eventos especiales, como la Feria del Libro infantil y Juvenil, que se está desarrollando actualmente en la explanada y el hall de la intendencia de Montevideo (ver abajo).

Según contó, además de la feria del libro, en el mes de mayo el grupo de Caza Cuentos tuvo una agenda apretada dado que varias instituciones realizaron eventos especiales por el mes del libro.
"Estar en una feria del libro contando cuentos sin el libro es como un voto de confianza que nos dan", contó Collazo.

El cuento adecuado

La historia es solo el punto final del trabajo de un cuentacuentos- aunque, vale aclarar, el más importante-. Según Collazo, para tener éxito uno debe tener muy claro que el cuento que lleva es adecuado para la franja de edad de los niños, y por eso siempre es importante tener "un cuento bajo la manga".

"Vamos preparados para narrar a niños de quinto año de escuela, y de repente te aparecen preescolares. Allí los intereses cambian, y los tiempos de escucha también. Por eso es importante que el narrador, mediante su intuición y capacidad de percepción, sepa que el cuento no va a funcionar y lo cambie en el momento. Narrador no es aquel que se aprende un cuento de memoria y lo cuenta; narrador es aquel que se preocupa por su escucha", dijo la oradora.

Además, según explicó la experta, el cuento adecuado –o una selección adecuada de varias piezas- termina influyendo de manera positiva en el escucha, por lo que aseguró que los contar cuentos para los niños es clave en su etapa de formación.

"El narrador es un factor de cambio social. Construye desde lo pequeño. Hay experiencias buenísimas de logros a través del tiempo: de formar lectores, de que cambian su conducta, de que dejan de ser tan violentos. Tendría que haber un narrador en cada patio de recreo, y creo que algún día sucederá".

Lee para un niño

Collazo estará presente en la Feria del Libro Infantil y Juvenil, entre otras cosas, como una de las involucradas en el programa de Itaú "Lee para un niño", de la que es curadora y que visistará varios centros educativos de distintas situaciones en el país.

"Vamos a trabajar con niños 0 a 6 años. Es una franja de edad muy interesante por las diferencia. Hay que saber cómo trabajar para bebés, para niños de cuatro años o para niños de seis. Es una etapa de plena formación, de que son esponjas, como un disco duro que está virgen. Nosotros tenemos que tratar de llevarle las mejores experiencias, los mejores textos y sin importar el contexto donde crezcan", contó Collazo.

Lecturas recomendadas

La historia interminable
La novela clásica de Michel Ende es uno de los que "no falla" para los que ronden los 12 años. Roald Dahl también es otro adecuado.

Las aventuras de los jóvenes dioses
Eduardo Galeano escribió esta historia, ideal para niños que se adentran en la adolescencia.

Fonchito y la Luna
Desde los 5 años los niños ya pueden comenzar a leer a Mario Vargas Llosa con el cuento Fonchito y la luna.

Queridos monstruos

La argentina escribió esta recopilación de cuentos de terror para niños que Collazo suele contar con frecuencia. A partir de 8 años.

Feria del libro

Lunes 5
14:00 horas / Espacio Multiuso
Ciclo de lectura "Sabores que cuentan". Leen Jaime Clara, Alva Sueiras y Sergio Puglia.

Martes 6
15:00 horas / Espacio Multiuso
Taller de creación de superhéroes a cargo de Pablo Praino. Actividad recomendada para niños de entre 8 y 11 años. Inscripción previa.

Miércoles 7
15:00 horas / Salón Rojo
Presentación del libro Ramona y Ramiro de Eugenia Ladra y Santiago Musetti.

Jueves 8
14:00 horas / Salón Azul
Mi mundial, la película. Charla con los actores, productora y escritor del libro.

Viernes 9
10:00 horas / Espacio Multiuso
"La biblioteca anda suelta", taller de lectura y creación de cuentos.

Sábado 10
15:00 horas / Salón Rojo
Compañía de Títeres Amairú presenta: El secuestro de la bibliotecaria basada en el libro de Margaret Mahy.

Domingo 11
16:00 horas / Salón Azul
Encuentro con el youtuber argentino Mariano Bondar, autor del libro Uno igual al resto.
16:00 horas / Salón Dorado
Presentación del libro Una historia no tan de fútbol de Daniel Baldi.