Cruz ganó las primarias de Wisconsin y reimpulsa la opción antiTrump

El senador busca ser la opción del establishment

El senador conservador Ted Cruz comandó ayer una victoria en las primarias presidenciales del partido Republicano en Wisconsin, un revés para el magnate Donald Trump, que va directo a asegurar la nominación partidista antes de la convención en julio.

El triunfo de Cruz fue claro: 49% de los votos contra 35% para Trump. El gobernador de Ohio, John Kasich, obtuvo 14%. Cruz debería embolsarse la mayor parte de los 42 delegados republicanos repartidos en el estado cuando se defina el conteo final.

Pese a que el triunfo de Cruz en Wisconsin genera impacto político y mediático que pesará en las internas de Nueva York dentro de dos semanas, en los hechos el número de delegados de los precandidatos se mantiene casi inalcanzable: unos 500 para Cruz frente a 700 de Trump, según estimaciones de CNN. El elegido será quien obtenga más representantes a mitad de año.

Cruz se consolida como el líder del ala antiTrump: horrorizada por los roces racistas y la agresividad del magnate, la dirigencia republicana busca negarle los 1.237 delegados necesarios para asegurar la nominación.

Trump, que cabalga sobre una ola de rabia en el electorado contra la clase política republicana, acusó a su rival de fraude y de colusión con los caciques del partido.

"Ted Cruz es peor que un títere", señaló la campaña del empresario de 69 años en un comunicado. "Es un caballo de Troya usado por los jefes del partido en un intento de robarle la nominación al señor Trump", agregó.

Toda la estrategia de Cruz se basa en forzar esa convención negociada, donde se presentaría como el candidato de consenso de las fuerzas antiTrump, el mismo objetivo de Kasich.

Del lado demócrata, la favorita Hillary Clinton se estrelló con una derrota frente Bernie Sanders. Con seis victorias en las últimas siete primarias, el senador busca impulsarse como una alternativa viable a la exsecretaria de Estado.

Clinton va a la cabeza con 1.773 delegados frente a 1.094 de Sanders, incluyendo los "superdelegados", funcionarios partidarios y legisladores que tienen asegurado su derecho a votar en la convención de Filadelfia, según CNN.

El umbral para garantizar la nominación demócrata es de 2.383 delegados.


Fuente: AFP

Populares de la sección