Cuba: el desafío del crecimiento

Como la Rusia de la Perestroika, que atrajo inversores de todo tipo, la isla enfrenta ahora el desafío de no convertirse en una sucursal turística con hoteles y edificios

Más allá de otros logros presidenciales, si hay algo por lo que Obama pasará a la historia es por recomponer las relaciones diplomáticas y comerciales con Cuba. 

Allí lo difícil será actualizar servicios, propuestas e infraestructura sin perder la identidad local, en forma sostenible y que efectivamente redunde en mejora de calidad de vida para sus habitantes y no sólo para los visitantes.

Una de las primeras empresas globales en no perder ni un minuto, incluso antes del izado oficial de banderas en consulados de cada país, fue Airbnb, y como dijo a la cadena Bloomberg, su co fundador Nathan Blecharczyk (32) "por 50 años ese mercado ha estado limitado para los usuarios estadounidenses y ahora se abren muchas opciones".

Están convencidos que su aterrizaje no sólo ayudará a prosperar su negocio pero también a la comunidad local. Al poco tiempo ya habían más de 1.000 alojamientos ofrecidos (por ahora sólo para nacidos en EEUU). 

Lo increíble es que les llevó 3 años llegar a esa cantidad de listados en destinos como Berlín o San Francisco, y sólo 2 meses a Cuba.
 
Airbnb es de esas empresas tecnológicas de crecimiento meteórico que realmente hace diferencias en la industria turística. Fundada en 2008 y con sede en San Francisco (California), funciona como un mercado comunitario basado en la confianza, en el que la gente publica, descubre y reserva alojamientos únicos en todo el mundo, ya sea desde su PC, tablet, o smartphone. Tanto si quieren alquilar un departamento para pasar una noche como un castillo durante una semana o una villa durante un mes entero, Airbnb ofrece a sus usuarios experiencias únicas para todos los bolsillos en más de 34,000 ciudades y 190 países.
 
Ya cuentan 40 millones de huéspedes que han usufructuado sus servicios. No extraña entonces que detrás de ese proyecto haya cabezas que vean a Cuba (cuya principal industria es la turística precisamente) como potenciales alojamientos a adicionar a su lista, sin mencionar que también se evidenciaba en los buscadores, una migración que mostraban las búsquedas de turistas americanos en la isla...cuando recién se empezaba a hablar de la anulación del bloqueo a finales del año pasado.
 
Una de las principales barreras para un negocio de internet es que justamente la gran mayoría de los cubanos no tiene acceso al servicio; de hecho sólo 4% lo tiene. Ningún problema y ahi viene la parte creativa: Airbnb se asocia con redes de registros de alojamientos llamados "Casas particulares" en las que los anfitriones pueden chequear sus cuentas. Para los pagos electrónicos, similar camino; buscaron una agencia autorizada a enviar fondos a cubanos. 
 
De hecho cuentan con el aval del gobierno, que al no tener fondos para expandir la oferta hotelera alienta a los particulares a alquilar sus casas.
 
Se habla incluso de una economía de tipo "comunismo.com" ya que el uso de Airbnb y Uber suponen una forma de "sharing economy" que mediante el beneficio de compartir hace que más gente acceda a mejores servicios.
 
El aterrizaje no fue improvisado, han estado enviando comitivas para reclutar gente que alquile sus casas, y mejorando la parte estética visual de la difusión, ayudando con fotógrafos y otros servicios que no han sido difundidos totalmente.
 
Además, ya hubo beneficiados del servicio: quienes hubieran reservado en determinadas condiciones y con plazo previo a la apertura oficial, Airbnb les devolvía el importe: invitación free para celebrar el acuerdo binacional.
Tanto allí, como en cualquier parte del mundo, es un excelente método para apreciar y conocer más de cerca cómo vive la gente en cada destino, algo mucho más enriquecedor que encerrarse en un impersona hotel de cadena internacional. 
 
Más allá de ello, ya hay indicios de que el flujo turístico en estos meses se ha cuadruplicado, dato no menor que puede indicar que no sólo es otro destino en la grilla del portal sino que puede convertirse en uno de los más demandados de América Latina.
 
Toda una crisis a resolver desde la infraestructura, servicios,capacitación, y espacio físico, todo un arte que requerirá habilidades que no están afinadas localmente y necesitará socios con know how El fin del bloqueo es sólo fin a ese efecto; para todo el resto es el inicio de un camino de ida que definirá el destino y forma de vida de su gente.
 
¿Qué puede encontrarse, además de lo que aparece en las clásicas guías de turismo? La arquitectura prerrevolución abunda en mansiones de hacendados de campos de tabaco, casas art déco, y las posteriores, mucho menos conservadas y de menor calidad arquitectónica, cuentan sin embargo, con anfitriones dedicados y ansiosos por ofrecer lo mejor de su hogar, aunque sea entre llantos de bebés, ruidos de la calle, ropa colgada , etc. Pero también entre aroma a café, muros con colores intensos, música  y vegetación tropical en las ventanas.
 
Otras empresas norteamericanas, como Netflix o American Express, ya anunciaron sus operaciones en ese país.
 
Vean un recorrido de arquitectura e interiores cubanos acá.

Comentarios

Acerca del autor