Damiani ante el juez argentino: "No conozco a ningún Báez, ni a Lázaro ni a los hijos"

El presidente de Peñarol hizo una exposición ante el juez Casanello y pidió que se le permitiera regresar a Montevideo

Al comparecer este martes ante el juez federal argentino Sebastián Casanello, Juan Pedro Damiani, presidente de Peñarol y director del estudio contable Damiani & Asociados, dijo sentir "angustia" por brindar declaración en una sede penal pero a la vez "alivio" por dar su versión ante los elementos que lo involucran con la causa denominada "ruta del dinero K", que investiga las maniobras de lavado de activos del empresario Lázaro Báez, el principal beneficiario de obra pública durante los gobiernos kirchneristas entre 2003 y 2015.

Damiani, según consta en el acta de la audiencia a la que accedió El Observador, dijo que no tiene "absolutamente nada que ver" con los hechos que se le imputan en la causa, que es ser el beneficiario final de cuentas bancarias presuntamente vinculadas a Báez.

En otro tramo de la audiencia, el presidente de Peñarol afirmó: "Sí quiero dejar claro que yo no conozco a ningún Báez, ni a Lázaro ni a los hijos, ni a Pérez Gadín ni a Chueco ni a Cristina Kirchner ni a nadie, nunca en mi vida los ví, crucé una llamada, no los conozco".

Damiani, que no contestó preguntas y se limitó a realizar una declaración ante el juez Casanello, dijo que no tuvo conocimiento de las actividades ilícitas de la firma Helvetic Service Group (que controlaba la financiera SGI, conocida como "La Rosadita" utilizaba por Báez para blanquear dinero) ni de su titular, Marcelo Ramos. Y dijo que una vez que tomó conocimiento de esa situación cesó "toda vinculación con Helvetic Service Group y con el Sr. Ramos". "Yo desde que me enteré de todo esto en el 2013 corté todo tipo de contacto con ese hijo de mil puta", aseguró ante el juez argentino.

El presidente de Peñarol, que concurrió a la audiencia acompañado por el abogado Jorge Barrera, presentó un escrito de defensa ante el magistrado y explicó que no respondería preguntas del juez porque su defensa no tuvo el tiempo suficiente de analizar el expediente. Al finalizar su exposición, dijo: "Finalmente, les pido algo humano y es que me dejen volver a mi país, ya que allí soy una persona pública y tengo hijos y familia, lo que para mí sería un gran alivio".

El regresar a Uruguay, en el puerto de Montevideo, dijo en rueda de prensa que el hecho de que se lo haya vinculado con la causa de la "ruta del dinero K" ha sido una "pesadilla" y aseguró que tras brindar declaración su intención es "dar vuelta la página con total tranquilidad".


Populares de la sección