Dato de PIB sin gran impacto en las proyecciones de los analistas

Los pronósticos son cautos a la hora de prever un rebote de la actividad

El consenso de los analistas privados viene manejando desde hace un buen tiempo el concepto de una economía "estancada", diagnóstico que los expertos consultados por El Observador no modificaron pese al dato de crecimiento de más de 1% que mostró la actividad economía uruguaya durante el segundo trimestre. Mientras algunos prevén ajustar levemente al alza sus previsiones, otros las mantienen sin cambios para el cierre del año y para 2017.

La gerente senior de la consultora Deloitte Florencia Carriquiry consideró que el dato del segundo trimestre no cambia la percepción de que el PIB de Uruguay se "mantiene estancado", más allá del impacto y distorsión que pueda provocar la generación energética en el último dato. La experta destacó la "franca y prolongada retracción" trimestral que vienen mostrando la gran mayoría de las ramas de actividad, pese al "leve repunte" que mostró el consumo privado en el segundo trimestre. "La visión general no cambia. Más allá de las cuatro décimas de corrección al alza del primer trimestre, el pronóstico de cierre de año se mantiene. Va ser (por 2016) un crecimiento mínimo muy cercano a 0% y muy reducido el próximo año", proyectó.

En la misma línea, el economista Santiago Rego de CPA-Ferrere dijo que en la medición que realiza la consultora de "ciclo tendencia" –que depura los elementos más volátiles del PIB– se ratifica el diagnóstico de una "economía estancada" con crecimiento en el eje 0% hace cinco trimestres, aunque el dato del segundo cuarto "estuvo algo por encima" de los proyectado. En su caso consideró que algunos factores externos como un desempeño "no tan negativo" de los vecinos (Argentina y Brasil), sumado a una "nueva configuración de precios relativos" con una baja del tipo de cambio que continuará alentando el consumo privado durante el tercer trimestres, seguramente lleven a que se eleve en un par de décima el crecimiento previsto de 0,3% a 0,5% para este año. "Quizás podamos tener un impulso adicional respecto a ver una economía planchada como la que tenemos hoy", estimó.

"Queda claro: la palabra es estancamiento. Un año y medio sin crecer, si se excluye UTE con fuertes altibajos de lluvias", escribió en su cuenta de Twiter el economista Javier de Haedo


El economista de Equipos Consultores, Alejandro Cavallo, indicó que el dato "fue un poco mejor a lo esperado" tomando en cuenta el desempeño del sector suministro de electricidad, gas y agua. Según dijo, las proyecciones pueden tener alguna pequeña corrección. Actualmente los pronósticos se ubican entre -0,3% y 0%, pero podrían corregirse a entre 0% y 0,3% para el año. "Eso no cambia la lectura general en el sentido de que seguimos esperando una economía con bajísimo crecimiento o pequeñas caídas", agregó.

Para Guzmán Etcheverry del IEEM de la Universidad de Montevideo el dato tampoco modifica las proyecciones para lo que resta del año, y se espera la actividad crezca 0,3% en 2016 y 1,2% en 2017. No obstante, indicó que en algunos escenarios factibles el crecimiento podría llegar a 0,5%, por lo que se considera una proyección razonable la que realiza el gobierno.

Por su parte, el director del Centro de Estudios para el Desarrollo (CED), Hernán Bonilla, comentó que mantiene su proyección respecto a la variación del PIB para 2016 en una leve caída de la actividad. "De acuerdo a nuestras estimaciones, lo más probable es que el dato para 2016 se encuentre más cercano al -0,1% –que representa en números redondos un estancamiento de la economía–, que al crecimiento de 0,5% que prevé la proyección oficial". l


Populares de la sección