De grandes proyectos industriales a su propia agencia de carga

Sebastián Agostini y Santiago Rodríguez trabajaron en obras logísticas e industriales como las de UPM y Montes del Plata; el año pasado decidieron fundar su propia empresa en base a la experiencia adquirida
En el año 2007, Santiago Rodríguez trabajaba como proveedor logístico en la construcción de la primera planta de celulosa de Uruguay, UPM –ex Botnia–, y Sebastián Agostini era jefe de logística de esa planta. Así se conocieron: uno como receptor de la mercadería, y otro como agente de cargas que la trasladaba.

Luego, continuaron con la misma relación laboral en otras empresas, como Saman, Montes del Plata y la última oportunidad en la que compartieron un proyecto fue en la petrolera Total, encargada de la búsqueda de hidrocarburos en Uruguay.

Luego de tantos proyectos industriales compartidos, cada uno desde su rol, surgió una relación de amistad que mantienen hasta la actualidad. Así fue que, durante un almuerzo en el Mercado del Puerto en setiembre del año pasado, vieron la posibilidad de abrir su propia empresa y convertirse en agentes de carga, en base a la experiencia que ambos habían adquirido en diez años.

"Aprovechando el know how y el conocimiento. Sabiendo que localmente tenemos fortalezas por nuestras relaciones afianzadas con los principales proveedores del rubro (operadores portuarios, transportistas, empresas de grúas, entre otros), es que decidimos abrir nuestra propia empresa", contó Rodríguez.

Así que fue el 1° de noviembre nació Quantum, cuyo nombre proviene de un concepto de la ciencia física que significa "la energía que puede transformarse de un estado a otro", y en estos pocos meses de vida, ya se encuentran trabajando con varios proyectos industriales de gran porte, y lograron asociarse con el agente de carga internacional Martin Bencher, convirtiéndose en representantes de la empresa en Uruguay para quienes quieran enviar mercadería desde el exterior hacia el país.

Agostini explicó que más allá de la existencia de varios agentes de carga en Uruguay como Quantum, uno de los diferenciales que destaca de su empresa es la preocupación por la seguridad en las operaciones. Agostini se especializó en seguridad, especialmente en la industria del petróleo, que es la que tiene los estándares más altos a nivel de seguridad en las operaciones. "En cada operativa que tenemos exigimos los mismos documentos que se exige en la industria del petróleo. Ese es un diferencial que queremos dar y lo llevamos como estandarte", subrayó.

Por su parte, Rodríguez agregó que con eso se asegura que la carga no sufra ningún daño en el transporte.

Quantum tiene divididas las áreas de negocios en dos: la carga proyecto o proyectos industriales, y las cargas generales. "El fuerte nuestro lo enmarcamos dentro del área de proyectos, que es en donde tenemos la mayor experiencia", comentó Rodríguez.

Apuesta fuerte

Al poco tiempo de iniciar sus operaciones, Quantum ganó la licitación para una empresa de India y son los encargados de la logística portuaria de siete transformadores que llegaron para UTE de 60 toneladas cada uno.

A su vez, la empresa se encargó de la logística portuaria para la descarga de un taladro perforador de tierra, que debía trasladarse al norte del país por carretera, una tarea que representó un desafío para los emprendedores debido a las dimensiones de la carga trasladada.

Además de contar con una oficina próxima al Puerto de Montevideo, Quantum se instaló en Zonamerica para estar más cerca de las cargas que salen o ingresan del Aeropuerto. La apuesta de la empresa es fuerte, pese a los pocos meses de trabajo: instalarse en Argentina y Paraguay en el corto plazo.

Agostini dijo que ya han tenido contactos en el país vecino, en donde se encargarían de proveer servicios logísticos para la instalación de parques eólicos que recién están comenzando a contruírse.


Dar el salto en solitario

Los roles están bien definidos dentro de Quantum. Agostini se encarga de la operativa y Rodríguez de la parte comercial. Fueron establecidos naturalmente, en base a sus experiencias anteriores.
"Intentamos algunas veces cambiar los roles y no pudimos, porque cada uno es bueno en lo suyo", contó Agostini.

En la empresa trabajan dos personas más, pero la idea es que el equipo siga creciendo, incorporando a gente joven y especializada en lo referente a comercio exterior y logística.

Respecto a la apuesta de emprender, Agostini comentó que al ser directores y tener su propia empresa, hay un espectro más amplio de áreas en las que trabajar.

Además, el trato con los proveedores cambió. "Antes venían y te rogaban por entrar al servicio; ahora somos nosotros los que vamos a buscarlos", sintetizó.


Concentrarse o diversificarse

Uno de los aspectos que los emprendedores diferencian de su época como empleados es que en en ese rol podían enfocarse directamente en el área en la que se especializaban, de comercio exterior y logística. Ese cambio lo notó principalmente Agostini, ya que Rodríguez había tenido una experiencia previa como emprendedor en la que le tocó encargarse de aspectos más administrativos.

Sin embargo, uno de los privilegios que visualizan de convertirse en emprendedores, es que van a trabajar "disfrutando de lo que hacemos", dijeron.

Populares de la sección