Decano advirtió que presupuesto es "incentivo perverso" para la Udelar

Arim criticó el diseño presupuestal del gobierno
"El tema educación no es un tema importante, es un tema urgente". Así comenzó su intervención en una mesa redonda sobre presupuesto universitario Rodrigo Arim, decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Administración (FCEA) de la Universidad de la República (Udelar).

La convocatoria de la Comisión Nacional de Jóvenes del Partido Nacional fue en el Palacio Legislativo bajo la premisa La universidad y el presupuesto. Una agenda sin recortes. En la mesa además de Arim participó el diputado nacionalista Jorge Gandini y Ramiro Correa, consejero estudiantil de FCEA.

A horas de aprobada la Rendición de Cuentas en Diputados –que tras arduas negociaciones entre la bancada oficialista y el Poder Ejecutivo finalmente se destinarán $ 860 millones a la Udelar y la UTEC- Arim fue muy crítico con el diseño presupuestal que el Ministerio de Economía (MEF) realizó en 2015 y con el ajuste que se presentó este año.

"Después de la novedad del año pasado, con un presupuesto por dos años, pensé que no iba a haber más novedades, pero las hubo", y se planteó el recorte, dijo el decano.

Al respecto, sostuvo que "diseñar el presupuesto por dos años es un incentivo perverso para que las instituciones educativas tomen decisiones de mala calidad", ya que no pueden planificar acciones para todo el quinquenio. "No puedo prometer cosas que no sé si voy a poder cumplir, por lo tanto, se fomenta la ineficiencia", remarcó.

Arim, que en las próximas semanas dejará su cargo, expresó que la planificación se desbarrancó cuando este año el Poder Ejecutivo resolvió quitar a la educación partidas que el año pasado había prometido para 2017. Al igual que el rector Roberto Markarian y los gremios universitarios, el decano recordó que el año pasado, cuando en la Udelar se planificó el 2016 y 2017, los docentes decidieron postergar proyectos de innovación y desarrollo en aras de financiar la creación de nuevos cargos para docentes del exterior. "Si hubiéramos sabido que teníamos dinero para un solo año (2016), hubiéramos tomado otro tipo de decisiones. Esto también hace a la ineficiencia del gasto educativo", afirmó.

Poner el foco

El decano se quejó además de la falta de interés que despierta la educación terciaria a la hora de discutir sobre la enseñanza en Uruguay. De esta manera, alertó, "estamos perdiendo la perspectiva de lo que pasa en el mundo".

En este sentido, indicó que mientras en Uruguay se discute sobre la universalización de la educación media, en el resto del mundo esto se debatió en el siglo XX y ahora lo hacen sobre educación terciaria. "No hay economía en el mundo que vaya a competir sin un incremento de jóvenes con educación terciaria", subrayó.

El jerarca reforzó su idea comparando cifras uruguayas con las de Corea del Sur. Mientras en este país el 75% de los jóvenes de 25 años culminó sus estudios terciarios, en Uruguay solo lo hizo el 20%. "Si no alcanzamos niveles de egreso de educación terciaria similares a los de los países desarrollados, vamos a tener problemas serios", remató.

Diversidad de universidades enriquece el sistema

Consultado por El Observador, Arim, evitó pronunciarse sobre la propuesta de la bancada oficialista que pretende eliminar los beneficios fiscales a empresas que realicen donaciones a universidades privadas. "Yo voy a dar mi opinión cuando se discuta el tema razonablemente bien y con una mirada global", señaló. Sin embargo, cuando en el panel convocado por la juventud nacionalista surgió el tema, Arim señaló que era partidario de la diversidad en la educación superior. "Que haya universidades públicas y privadas actuando en la educación superior, enriquece todo el panorama", afirmó. En este sentido, mencionó las dificultades que tiene un extranjero para revalidar su título en Uruguay o un estudiante de universidades privadas o de otro país para revalidar materias en la Udelar. "O queremos ser una aldea o queremos ser un país integrado. Esa es la discusión que tenemos que dar", dijo.

Populares de la sección