Desde el gobierno advierten sobre tráfico de armas hacia el extranjero

Bonomi y Fernández Huidobro estuvieron en el Parlamento por robo a cuarteles

El gobierno advirtió que desde Uruguay se está contrabandeando todo tipo de armamentos pesados hacia países de la región y ya están identificados algunos de sus responsables. El senador Ernesto Agazzi (MPP) afirmó este martes en el Parlamento que "ya está identificado el nombre de actores, valores y marcas de armas y dónde está la demanda".

Agazzi habló luego de una reunión con los ministros de Interior, Eduardo Bonomi y de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, con la comisión de seguridad del Senado a donde fueron convocados esta tarde por los senadores Javier García (Partido Nacional) y Pedro Bordaberry (Partido Colorado) para que dieran información, entre otras cosas, sobre una escalada de robos a cuarteles que comenzaron en enero de este año.

Entre los hurtos más sonados uno ocurrió en el Batallón Florida de Montevideo –de donde se llevaron dos fusiles- y otro en el cuartel de Artillería de Trinidad, donde un soldado del Ejército fue atacado a balazos. El atacante declaró luego que le habían pagado para que entrara al cuartel y robara un rifle.

El senador García dijo tener la presunción de que se está "ante una organización que participa del crimen organizado". "Entre las conjeturas del Ministerio del Interior y del de Defensa está la idea que se trata de hurtar armas para usarlas en Uruguay o para traficarlas al extranjero", sostuvo el parlamentario, quien dijo tener información de que en los últimos meses hubo al menos 32 incidentes en cuarteles de todo el país.

No obstante, Bonomi informó que solo tenía datos sobre 11 episodios y que algunos de esos enfrentamientos ocurrieron porque el control en los cuarteles se había tornado "laxo". En ese sentido, comentó que algunas zonas de cuarteles son usadas por los vecinos de la zona para acortar camino hacia sus casas.

Según el senador García, esa explicación no es convincente. "Hubo 32 episodios en lo que va de este año y en once de ellos hubo disparos por parte de la guardia. Es llamativo es que el ministerio del Interior no tenga conocimiento. No se puede decir que los hechos ocurrieron porque un vecino se perdió o un niño entró a buscar la pelota", afirmó.

Por su parte, Bonomi descartó que los robos en cuarteles hayan sido protagonizados por integrantes del "crimen organizado" aunque sí pueden estar operando para otros que sí participan de esa actividad.

Al final del encuentro, el senador Agazzi dijo que en la venta clandestina de armas "hay una cadena de valor importante". "Hay una gran demanda, precios altos y una ley de armas que duplicó la cantidad de armas incautadas. Por eso existe una necesidad de armas por parte de los delincuentes. Eso aumenta la presión sobre los lugares en donde hay armas que son los cuarteles y las comisarias", afirmó el parlamentario.


Populares de la sección