Después del agua

Las imágenes fueron tomadas en San José, tras una de las peores inundaciones vividas en la historia del departamento. Calles inundadas, acumulación de residuos y personas recolectando lo que quedó de sus pertenencias, son algunas de las escenas más impactantes. Entre ellas, se destacan los momentos de ocio vividos entre los jóvenes evacuados en el gimnasio Same, donde se dio refugio a 120 personas