Detención de terroristas confirmó vínculo entre ataques a Bruselas y a París

La policía belga detuvo el viernes a seis personas en el marco de la investigación sobre los ataques en su capital
El belgomarroquí Mohamed Abrini, buscado por su presunta participación en los atentados de París en noviembre, es el tercer hombre del grupo que atacó el aeropuerto de Bruselas el 22 de marzo, lo que prueba el vínculo directo entre ambos ataques.

La policía belga detuvo el viernes a seis personas en el marco de la investigación sobre los ataques en su capital, y los interrogatorios han demostrado la estrecha connivencia entre todos sus protagonistas.

La mayoría de los sospechosos relacionados con los ataques en París y Bruselas, que causaron en total 162 víctimas mortales, proceden del barrio bruselense de Molenbeek, entre ellos Abdelhamid Abaaoud, que desempeñó un papel clave en París, o Salah Abdeslam, detenido el pasado 18 de marzo.

Abrini era objeto de una orden de detención europea del 24 de noviembre, como el segundo hombre buscado por todas las policías tras las matanzas de la capital francesa.

Sospechoso de ser colaborador logístico de los atentados de París, Abrini confesó que era además el "hombre del sombrero", el tercer hombre que portaba maletas en el aeropuerto, y que desapareció tras las explosiones.

Abrini "reconoció su presencia durante los hechos. Explicó que lanzó su chaqueta en una papelera y luego vendió su sombrero", indicó la fiscalía belga.

"Es un gran paso hacia adelante" declaró a la AFP una fuente cercana a la investigación.

Abrini fue registrado por las cámaras de seguridad junto a Ibrahim El Bakraoui y Najim Laachraoui, que se hicieron estallar en el aeropuerto.


La red de Molenbeek

Los investigadores sospechan que Mohamed Abrini acompañó en coche a Salah Abdeslam, último sobreviviente de los comandos que atacaron París, y a su hermano Brahim - que se hizo estallar en las calles de París - el 10 y 11 de noviembre en dos viajes entre Bruselas y París, poco antes de los atentados.

Según la fiscalía belga, durante esos viajes alquilaron los escondites en la región parisina utilizados por los comandos del 13 de noviembre.

Abrini fue detenido en el barrio de Anderlecht en Bruselas, junto a otras dos personas, de las que no se dieron más detalles. Supuestas imágenes de su detención, divulgadas por emisoras belgas, muestran a un hombre en el suelo, agarrado por varios policías de civil, que luego lo meten esposado en un auto.

Abrini creció en la comuna belga de Molenbeek, como Salah Abdeslam, que se cree es el único sobreviviente de los comandos que atacaron París. Abdeslam está detenido desde el 18 de marzo en el pabellón de alta seguridad de la prisión de Brujas, a la espera de su extradición a Francia.

Entre los seis detenidos en la operación del viernes, uno de ellos es identificado como "Osama K.".

Los investigadores sospechan que "Osama K., alias 'Naim Al Ahmed' puede haber sido la persona que las cámaras de seguridad del metro de Bruselas filmaron cuando hablaba con Khalid El Bakraoui antes de que se hiciera estallar en la estación Maalbeek, tras los ataques en el aeropuerto.

Según la investigación, Salah Abdeslam condujo a Osama K. en coche desde Ulm, en Alemania, hacia Bélgica el 3 de octubre, más de un mes antes de los atentados de París.

Los investigadores quieren también confirmar si esta persona fue la que compró en un centro comercial de Bruselas los bolsos utilizados por los que perpetraron los atentados en Bruselas.

El sospechoso identificado como Osama K. por la fiscalía sería, según la prensa belga, Osama Krayem, un sueco nacido en 1992 y residente de un barrio popular de Malmö (sur).

Fuente: AFP

Populares de la sección