Detuvieron a expolicía por amenazar a Bonomi y Vázquez

El hombre planteo que iba a "exterminar" a los jerarcas del ministerio

Un expolicía fue detenido este viernes por amenazar al ministro del Interior, Eduardo Bonomi, y al subsecretario, Jorge Vázquez. El exagente dejó un mensaje en el 0800 5000, la línea gratuita del ministerio que recibe denuncias y da información sobre trámites oficiales. Luego, publicó comentarios en Facebook en los que reiteraba que iba a "exterminar" a los jerarcas, informaron fuentes vinculadas al caso a El Observador.

El exagente fue detenido y la jueza Blanca Rieiro dispuso que, antes de declarar, se le realice una pericia psiquiatra. A su vez, el subsecretario Vázquez declaró ayer en el juzgado.

Los jerarcas del ministerio y la Policía han recibido varias amenazas de muerte en los últimos años. Hace cuatro meses, el 26 de mayo, el líder del cártel mexicano Los Cuinis, procesado con prisión en abril, Gerardo González Valencia, amenazó "con colgar "del puesto más alto del Uruguay" al ministro. "Me torturaron. Me tuvieron desnudo con temperaturas bajo cero. Si el ministro del Interior, Bonomi, sigue mandando sus guardias a torturarme que busque el puente más alto del Uruguay donde lo voy a colgar", declaró González Valencia en un interrogatorio ante las autoridades carcelarias, informó Búsqueda.

A su vez, en agosto un exmilitar fue procesado con prisión por amenazar a Bonomi, a Vázquez y al comandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos. Para evadir la vigilancia electrónica, el efectivo retirado usaba una cuenta falsa en Facebook y enviaba los mensajes por celular desde distintos barrios de Montevideo. La jueza Julia Staricco procesó al exmilitar por "reiterados delitos de desacato en reiteración con un delito de instigación pública a delinquir".

Otros blancos recurrentes de amenazas son los jueces penales. En febrero del año pasado, el diario El País informó que ocho jueces y fiscales tenían protección policial por amenazas. Por su parte, el fiscal de Corte, Jorge Díaz, dijo en agosto de 2013 a El Observador que "nunca se atacó a un juez porque no se dio con el precio". Unos días antes, una banda criminal había amenazado al juez penal Gabriel Ohanian.

Varios años atrás, en 2009, la Policía Antidrogas obtuvo información acerca de que se estaba preparando un atentado con bombas contra el entonces jefe de esa unidad, Julio Guarteche, que al año siguiente asumió como director de la Policía Nacional. El oficial en aquel momento fue evacuado junto a su familia por varios días, mientras efectivos policiales indagaban el caso. Si bien no se trató de una amenaza sino de un plan, ese episodio reforzó la seguridad sobre Guarteche, quien estaba especialmente preocupado por el asunto. "Cuando nuestros compatriotas que están en las cárceles quisieron amenazar a los narcos extranjeros para marcar la cancha, estos respondieron con preguntas tales como: '¿cuántos policías mataste?', '¿cuántos jueces?'", dijo Guarteche a Búsqueda en 2013.

Los ataques por parte de grupos criminales, especialmente narcotraficantes, sobre magistrados y jerarcas policiales y de gobierno han sido moneda corriente en otros países de América Latina, como Colombia y México, donde el narcotráfico ha ganado mayor terreno. Sin embargo, en Uruguay esa línea aún no ha sido cruzada.

Populares de la sección