Diez canciones infaltables de Paul McCartney

El músico celebra este domingo sus 75 años, razón para repasar su obra solista y elegir 10 composiciones destacadas de una diversa e inmensa carrera
Reducir la obra de Paul McCartney a 10 canciones es imposible, además de injusto. Sin embargo, el hecho de que uno de los músicos más importantes de la historia cumpla 75 años es una buena oportunidad para repasar todo lo que ha hecho y realizar una selección cronológica de canciones que representan su talento como compositor e intérprete. Esta lista solo contempla su trabajo como miembro de Wings y en su labor solista; de lo contrario es muy probable que la mayoría de las canciones elegidas fueran de los Beatles, donde dejó joyas como Yesterday, Blackbird o Hey Jude.

Embed

1: Maybe I'm amazed

Maybe I'm amazed Paul McCartney

Es la canción por la cual a McCartney le gustaría ser recordado en el futuro. El cadáver de los Beatles todavía estaba tibio (de hecho, no había salido todavía el disco Let it be), cuando McCartney lanzó su debut solista, que la incluía. En ella, el hombre de Liverpool toca todos los instrumentos y conforma una de sus canciones de amor más populares y enternecedoras.

2: Uncle Albert / Admiral Halsey


Se oye como algo que podría haber sido parte del Abbey Road o del "álbum blanco". Es una mezcla de dos canciones pero que fluye de forma orgánica, ayudado por una melodía pegadiza y un tono divertido. Esta canción compuesta junto a su esposa Linda es un punto alto del disco Ram, una de las obras más divisivas de McCartney.

3: Helen Wheels

Helen Wheels Paul McCartney

Sir Paul nunca tuvo problemas para componer canciones sobre objetos o personajes cotidianos, desde sus mascotas hasta, como en este caso, su camioneta Land Rover. Una canción "de carretera" con un ritmo y una estructura roquera clásica, pero que no puede dejar de escucharse.

4:Band on the run

Band on the run Paul McCartney

El tema que da título a uno de los mejores discos de la etapa Wings es una suite de cinco minutos que habla de la libertad, y que fue grabada en Nigeria luego de que los ex Beatles resolvieran los problemas legales que afectaban su relacionamiento. Nadie sabe mezclar fragmentos como McCartney, y aquí lo demuestra cruzando una balada, un segmento funk y otro folk.

5: Live and let die

Live and let die

Compuesta a pedido para la película de James Bond del mismo nombre, no ofrece demasiado a nivel de letra, pero la potencia musical de su cruza de rock y orquesta sinfónica es suficiente para generar una descarga energética que la convierte en un hit y en una de las canciones más memorables de Paul McCartney.

6: Silly love songs

Silly Love Songs Paul McCartney

Esta canción es lo peor y lo mejor del exBeatle. Por una parte tiene una letra melosa, cargada de "I love you" y por otra es una melodía encantadora que es imposible dejar de tararear. Es pop puro, algo que McCartney siempre supo hacer bien.

7: Say say say

Say Say Say Paul McCartney

En los 80 la dupla de Michael Jackson y Paul McCartney era imparable. Colaboraron con composiciones y grabaciones, entre las que destaca esta bailable pieza pop a dúo que también cuenta con un divertido videoclip. Un recordatorio de una amistad que acabó cuando Jackson compró los derechos de las canciones de los Beatles, dejando a Macca con las manos vacías.

8: My brave face

My brave face Paul McCartney

Compuesta junto a su compatriota Elvis Costello, y la culpable de que Paul volviera a usar su icónico bajo Höfner en una grabación, es una de las más bonitas entre las innumerables composiciones animadas de McCartney.

9: Mull of Kintyre

Mull of Kintyre Paul McCartney

Una de las canciones con las que más copias vendió. Su tono folclórico escocés la diferencia y la hace una de las obras más cálidas y emotivas de su catálogo.

10: Queenie eye

Queenie Eye Paul McCartney

Lanzada en 2013, nostálgica, infantil, pero sólida y roquera, muestra un gran trabajo del músico en teclados y sintetizadores.

"Una de las cosas que más me siguen emocionando es sentarme con la guitarra o el piano y hacer que de la nada aparezca una canción" Paul McCartney

Tres rarezas de McCartney

A lo largo de su carrera, el músico ideó y realizó proyectos que salen de su norma

Banda sonora de la película The family way (1967)
Embed

Antes de que los Beatles entraran al estudio Abbey Road a grabar el Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band, McCartney participó (de forma superficial) en esta banda sonora para la película inglesa The Family Way. Según dijo George Martin, productor de la banda, y también de este disco, tuvo que perseguir a McCartney para que aportara alguna idea o composición, que él luego se encargó de redondear y dirigir.

Liverpool Oratorio (1991)
Embed

Aquí McCartney sí se involucró de lleno en esta obra clásica, que narra la historia de una familia de clase trabajadora de Liverpool a mediados del siglo pasado. Con muchos elementos autobiográficos, esta composición fue realizada junto al director de orquesta Carl Davis, y conforma un homenaje a la ciudad natal de McCartney y a sus habitantes, retratando su esfuerzo y la importancia de la familia.

The fireman (1993)
Embed

Este proyecto lo integran Paul McCartney y el músico y productor Martin "Youth" Glover y se trata de un grupo de música electrónica que lleva publicados tres discos de estudio. En paralelo a este trabajo, McCartney publicó en el año 2000 el disco Liverpool Sound Collage, un álbum de electrónica en el que trabaja con obras de su período beatle y canciones de la banda galesa Super Furry Animals como bases.

Populares de la sección

Acerca del autor