Durante dos años la Policía se infiltró en la Plenaria Memoria y Justicia

Participaron de reuniones y organizaron manifestaciones
Entre el 2011 y el 2013 al menos cuatro policías de diversas reparticiones especiales del Ministerio del Interior estuvieron infiltrados en la Plenaria Memoria y Justicia, participando de sus reuniones, organizando sus manifestaciones y tomando parte de ellas. La infiltración ocurrió luego de una denuncia del Comité Central Israelita preocupado porque grupos radicales estaban girando hacia posiciones favorables al islamismo. Como consecuencia de esa tarea, la Policía logró registros de 130 personas con nombres y apellidos.

"Un día me hice pegar por un compañero (policía) porque teníamos que hacerlo verosímil", dijo a El Observador uno de estos policías que trabajó para el Departamento de Operaciones Especiales (DOE).

El policía dijo que se reunían en diversos locales, donde recibían cursos de maoísmo, leninismo y se organizaban para cada manifestación. "Uno llevaba los documentos de todos, pero la pesada estaba en el cajón", dijo en alusión al centro de la manifestación, donde los militantes llevaban "nafta, miguelitos, cócteles molotov, piedras".

"Era clave saber cómo salir de ahí después de la acción, hacerlo en grupos y sabían bien –porque hacían tareas de inteligencia–, dónde iba a haber patrulleros y por dónde se podían alejar del lugar".

"La cuestión era hacer entrar a un policía (hacerlo enojar), que este se saliera de su formación y que cagara a palos a un guacho porque sabían que todas las cámaras los iban a registrar y al otro día iban a ser la tapa de los diarios", dijo el funcionario que trabajó para la oficina especial de investigaciones de la Policía, dato que El Observador confirmó por varias fuentes.

El policía dijo que este trabajo le hizo difícil su relación familiar. "Salía a cualquier hora, a hacer pintadas, a reuniones nocturnas. Había algunos jerarcas que querían que fuéramos a marcar tarjeta cuando estos tipos pasaban casi todos los días por la puerta del DOE a registrar matrículas de autos y a sacar fotos".

La agrupación Plenaria Memoria y Justicia, cuya cara visible es Irma Leites, participó la semana pasada de disturbios que se generaron luego de que la Policía desalojara el local del grupo anarquista La Solidaria. Hubo dos detenidos por los destrozos que se registraron, aunque la Justicia decidió la liberación de ambos.

Populares de la sección

Acerca del autor