Economía constató beneficios exclusivos en cuentas sueldo

MEF notificó a instituciones que esa práctica viola ley de inclusión financiera
El Ministerio de Economía (MEF) ofreció ayer una conferencia de prensa para "despejar dudas" y alentar a todos aquellos trabajadores que aún perciben su salario en efectivo a ejercer su derecho de escoger libremente una institución de intermediación antes del próximo viernes, en el marco de una nueva fase de la ley de inclusión financiera.

Vencido ese plazo será el empleador el que tendrá derecho a escoger por un año como mínimo el banco o el emisor de dinero electrónico que cada mes cargará las tarjetas de débito con el salario de sus trabajadores.

Además, el coordinador de la ley de inclusión financiera, Martín Vallcorba, aprovechó esa instancia para aclarar a los distintos actores del sistema financiero que no pueden ofrecer beneficios exclusivos para retener o captar clientes con las cuentas sueldo. A base de denuncias y dudas que el MEF recibió en su página web, la cartera decidió enviar una notificación donde advirtió a todas las instituciones que está "prohibido" ofrecer "discriminación" en los beneficios que se otorgan en el marco de las cuentas sueldos.

Asimismo, el funcionario comentó a El Observador que también hubo casos de empresas que comunicaban a sus trabajadores que no podían escoger libremente un banco hasta el próximo año.
"Existieron casos concretos en las cuales se trasladó al Ministerio (de Economía) donde se anunció que se estaban negociando o acordando condiciones especiales para ciertos conjuntos de trabajadores", reconoció Vallcorba.

Por ello, las autoridades de esa cartera decidieron notificar formalmente a bancos y emisores de dinero electrónico que la ley no permitía el otorgamiento de beneficios exclusivos para un conjunto de trabajadores. Si bien cada institución puede ofrecer promociones o servicios superiores sobre el mínimo que exige la normativa, una vez que se aplican quedan vigentes para todos sus clientes sin discriminación. "En pocas palabras, se trató de convencerlos con buenos fundamentos", acotó el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori.

El único obstáculo que puede impedir a un trabajador escoger libremente una institución financiera es que su cuenta sueldo tenga menos de un año de operativa a través de esa institución. En caso contrario, a partir del 1° de octubre podrá cambiar cuando lo crea conveniente sin ningún tipo de plazo máximo. Para ello solo deberá ir a la nueva institución con su cédula de identidad y el recibo de sueldo. El MEF recordó ayer que es la Dirección Nacional de Trabajo la encargada de velar por el cumplimiento de esta disposición en el marco de la nueva ley.

En caso que el trabajador y empleador acuerden mantener su sistema actual de remuneración, lo podrán hacer como máximo hasta el 30 de abril del próximo año. En mayo de 2017 será obligatorio, excepto para un conjunto de pequeñas localidades de entre 500 y 2.000 habitantes del país que aún no cuentan con un sistema para el retiro de dinero, para lo cual ya se aprobó una ley en el Parlamento.

Cambio estructural

Durante la conferencia de prensa, el ministro de Economía dijo que la ley de inclusión financiera está enmarcada dentro de un proceso de "transformación estructural" que está procesando el país que apunta a darle "sostenibilidad a un proceso de crecimiento con inclusión social. "Procura generar equidad en el acceso al sistema financiero, que aspiramos sea universal", indicó. Por otro lado, las autoridades esperan que la opción que tendrán todos los pasivos y trabajadores de escoger la institución en la cual percibir sus ingresos fomente y aliente la competencia en el sistema financiero.

Formalidad

Vallcorba dijo que la obligatoriedad de cobrar los salarios por medio de una cuenta bancaria o emisor de dinero electrónico permitirá profundizar el ataque al informalismo en el empleo.