Ecuador sufre su peor terremoto en 40 años, más de 240 muertos

El sismo de 7,8 grados de magnitud afectó a seis provincias costeras del país andino
Ecuador sufrió el sábado su peor terremoto en casi cuatro décadas, que hasta ayer dejó 246 muertos y 2.530 heridos. El sismo de 7,8 grados en la escala de Richter registró más de 189 réplicas de diversa intensidad que ayer siguieron sacudiendo el litoral del país, entre los balnearios costeros de Cojimíes y de Pedernales, en la provincia de Manabí y colindante con la vecina Esmeraldas, informaron las autoridades.

El movimiento, que se desató el sábado por la noche frente a las costas de la nación andina a una profundidad de 19 kilómetros provocó pánico en otras ciudades costeras y activó por unas horas alertas de tsunami en Perú, Colombia, Costa Rica y Panamá.

"Fue algo horrible, parecía que (el edificio) se desmoronaba como un cartón. Yo rezaba y me arrodillé para pedir a Dios nos proteja", dijo Galo Valle, de 56 años, custodio de un edificio en el centro de Guayaquil, la ciudad más grande del país, mientras limpiaba los vidrios y trozos de mampostería.

Muchas casas se derrumbaron en Guayaquil, otras estaban cuarteadas, un puente colapsó aplastando un auto y los escombros obstruían varias calles. La gente pasó la noche fuera de sus hogares, temerosa de las réplicas.

El canal privado Televicentro (TVC) mostró imágenes de la localidad de Pedernales, cerca al epicentro, donde se veían casas destruidas y habitantes a bordo de una pala mecánica removiendo escombros en busca de sobrevivientes. En otra toma, mientras recuperaban un cuerpo, la gente solo atinaba a gritar y llorar desesperadamente. "Pedernales está destruido", dijo uno de los improvisados rescatistas.

El terremoto fue el más fuerte desde el sismo de magnitud 7,7 que golpeó al país en diciembre de 1979 y causó entonces unos 600 muertos y 20 mil heridos, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por su sigla en inglés).

En algunas partes de la capital, Quito, a 170 kilómetros del hipocentro, hubo cortes de electricidad y de los servicios telefónicos, pero no hubo reportes de víctimas. La situación era más grave en la costa, donde se habilitaron alojamientos temporales en centros comerciales tras la destrucción de hoteles, casas y carreteras.

Declaración del gobierno uruguayo
El Ministerio de Relaciones Exteriores emitió ayer una declaración en la que Uruguay expresa "su profundo pesar y sentimientos de solidaridad" con Ecuador. "El Gobierno de la República Oriental del Uruguay transmite sus condolencias a los familiares y allegados de las víctimas, ofreciendo su apoyo al gobierno de Ecuador en su esfuerzo para superar esta difícil situación", dice la misiva.

"Se veía como se caían las casas, los postes, se fue la luz y todo era devastador. Todas las calles se cuartearon, estaban abiertas las vías, hubo derrumbes", relató Enner Muñoz, un profesor de educación física de 40 años de Pedernales, una zona de construcciones rústicas y pequeños hoteles a la vera del mar. "Mi familia está nerviosa, tengo dos hijos pequeños que me preguntan a cada rato qué pasa (...) la gente se vino para el sector donde vivo porque es una zona alta, por el temor al tsunami, pero ya han regresado a ver cómo están sus casas", agregó Muñoz.

El gobierno movilizó a 13.500 efectivos de las fuerzas de seguridad para garantizar el orden público y declaró el estado de emergencia en seis provincias de la costa (Esmeraldas, Manabí, Guayas, Santo Domingo de los Tsáchilas, Los Ríos y Santa Elena). Ante estos hechos, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, decidió regresar anticipadamente de un viaje por Italia y pidió a sus compatriotas que mantengan la calma. "Todo se puede reconstruir, pero no se puede reconstruir las vidas perdidas y eso es lo que más nos duele", dijo Correa desde Roma.

Veinte veces más que en Japón
David Rothery, profesor de ciencias planetarias en la Open University del Reino Unido, explicó que "el terremoto de Ecuador se produjo en tierra" y que la energía total liberada fue alrededor 20 veces mayor que la del sismo en Japón el viernes. "No hay una relación causal entre los terremotos en Ecuador y Japón", señaló el experto. Cada año hay alrededor de 20 terremotos de magnitud 7 "en algún lugar del mundo", añadió.

(Con agencias)

Populares de la sección