EEUU eleva el tono contra Rusia tras bombardeos en Siria

Gobierno de Trump amenaza con "acción unilateral"; rusos rechazan declaración en ONU
El ataque con armas químicas a una pequeña ciudad siria reactivó ayer la pugna de poder entre Estados Unidos y Rusia y acentuó las diferencias entre ambas potencias desde el inicio de la guerra en ese país hace poco más de seis años.

La excusa para profundizar la brecha política e ideológica entre ambos países pareció ser en esta ocasión la sucesión de bombardeos ocurridos el martes, y en los que presuntam

ente fueron utilizados gas sarín y gas cloro –que provocan efectos nefastos en el organismo humano– en el pueblo de Jan Sjeijun, en la provincia de Idlib, al noroteste de Siria.

El ataque, que según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos causó 86 muertos y 170 heridos, desencadenó una casi unánime condena mundial.

El episodio, que el martes también volvió a poner sobre el tapete el uso discrecional de armas químicas con el invaluable saldo de decenas de víctimas que ello trae aparejado, fue el eje de la reunión urgente de ayer del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU), donde no hubo acuerdo.

En ese ámbito diplomático, Estados Unidos, junto con Francia y Gran Bretaña presentaran un proyecto de resolución para exigir una investigación exhaustiva.

Pero Rusia, dispuesto a no soltar la mano del presidente sirio Bachar al Asad, y convertido en su firme aliado desde el inicio del conflicto, aseguró que el texto era "categóricamente inaceptable".

Como miembro permanente del Consejo de Seguridad, Rusia tiene la potestad de vetar dicha resolución. La declaración no contemplaba sanción alguna. En ese ámbito, Uruguay se mostró crítico del Consejo de Seguridad de ONU al señalar ayer que no aportó ninguna solución al conflicto sirio.

Fiel a su política en Siria, Rusia disculpó en parte al régimen de Damasco, al mencionar informaciones "enteramente fiables y objetivas", según las cuales la aviación siria bombardeó un "almacén" de las fuerzas rebeldes en el que había "sustancias tóxicas".

Eso hizo que al explotar el depósito, dichos gases se diseminaran en la zona, señaló el ejército ruso.

Pero EEUU reaccionó de inmediato y advirtió que en caso de que la declaración no fuese aceptada, se adjudicaría el derecho de realizar una "acción unilateral" en Siria, aunque no suministró más detalles.

La embajadora de EEUU ante la ONU, Nikki Haley, que durante la sesión se puso de pie para mostrar fotos del ataque, fustigó a Rusia por fracasar en el control de su aliado sirio en el uso de armas químicas. "¿Cuántos niños más tienen que morir antes de que Rusia actúe?", señaló la diplomática.

"Si Rusia tiene en Siria la influencia que dice tener, necesitamos ver que haga uso de ella", aseguró. Pero Haley fue todavía más lejos.

"Necesitamos ver que pongan fin a estos actos horribles", acotó.

Mientras, el presidente de EEUU, Donald Trump, calificó el ataque como una "afrenta a la humanidad".

Que hayan muerto "niños inocentes, bebés" implicó "cruzar muchos, muchos límites, mucho más allá de apenas una línea roja", dijo. EEUU señaló recientemente que la salida de Al Asad no era una de sus prioridades, en tanto el secretario de Estado, Rex Tillerson llamó a Rusia a reconsiderar su apoyo a Siria.

86 muertos

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos la canttidad de víctimas trepó a 86, entre los cuales hay 30 menores y 20 mujeres. A su vez, la Defensa Civil Siria informó que hubo 50 muertos y unos 300 heridos en el ataque.

Ataque con cloro y sarín

Algunas víctimas del ataque químico en Siria presentan "síntomas compatibles con una exposición a un agente neurotóxico como el gas sarín", afirmó ayer la organización internacional Médicos Sin Fronteras (MSF). Equipos de esa ONG en Siria pudieron examinar a víctimas en el hospital Bab al Hawa, ubicado a 100 kilómetros del lugar donde se produjo el ataque.

"Ocho pacientes mostraron síntomas –incluyendo pupilas dilatadas, espasmos musculares y defecación involuntaria– que son característicos con la exposición a un agente neurotóxico como el gas sarín o compuestos similares", señaló la organización en un comunicado.

Equipos de la organización médica y humanitaria visitaron otros hospitales e informaron que las víctimas desprendían un fuerte olor a lavandina.

Ello sugió que pudieron estar expuestas al gas cloro.

El equipo de MSF proporcionó medicamentos y antídotos para tratar a los pacientes y además facilitó ropa protectora para el personal médico de la unidad de urgencias del hospital.

Los equipos médicos de Médicos sin Fronteras también pudieron visitar otros hospitales donde estaban recibiendo tratamiento las víctimas del ataque, que ayer continuaba generando muestras de repudio internacional..
.
Estos informes apuntan con firmeza a que las víctimas del ataque a la pequeña ciudad siria estuvieron expuestas a, al menos, dos agentes químicos diferentes.

Fuente: El Observador y agencias

Populares de la sección